Trump dice que no quiere ir a una guerra con Irán pese a ataques en Arabia

"Estamos realizando algunos estudios muy sólidos, pero en este momento ciertamente se ve de esa manera y se lo haremos saber tan pronto como lo descubramos definitivamente”, dijo Trump.

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

El presidente de EE.UU. dijo  que “parece que” Irán estuvo detrás del reciente ataque petrolero en Arabia Saudita, pero que no anunciaría definitivamente que ese país es responsable.

Washington, (EFE).- El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que no quiere ir a la guerra con Irán, aunque advirtió de que Estados Unidos está "mejor preparado" en caso de que surja un conflicto entre ambos países, tras los ataques del pasado fin de semana contra refinerías en Arabia Saudí.

"No quiero guerra con nadie (...) Ciertamente nos gustaría evitarlo", dijo Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca durante una reunión con el príncipe heredero de Baréin, Salman bin Hamad al Jalifa.

En caso de producirse un conflicto, el mandatario consideró que Estados Unidos está "mejor preparado" que Irán, ya que tiene "los mejores sistemas armamentísticos del mundo", y repasó el actual arsenal militar estadounidense, del que destacó varios tipos de misiles, tanques y aviones.

"Tenemos un nivel muy alto de munición. Estábamos a un nivel muy bajo cuando llegué", presumió.

El sábado dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco, clave para el abastecimiento mundial de crudo, fueron atacadas con diez drones, lo que causó una reducción de cerca del 50 % de su producción.


Los precios del petróleo se cotizan a sus niveles más altos desde mayo después de que el ataque del sábado contra las instalaciones petroleras de Arabia Saudita interrumpió el suministro global de crudo.

La acción fue reivindicada por los rebeldes hutíes del Yemen, que están apoyados por Teherán.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, responsabilizó directamente a la República Islámica y aseguró que no había "pruebas" que apuntaran a que los ataques procedían del Yemen, y el domingo Trump señaló que Estados Unidos estaba "cargado y listo" para responder.

La reacción de Irán no se ha hecho esperar. Este lunes su Ministerio de Exteriores rechazó de nuevo las acusaciones de Washington sobre su presunta implicación y descartó un posible encuentro entre los presidentes de ambos países.

"Estas acusaciones son inaceptables y completamente infundadas", resaltó el portavoz de Exteriores de Irán, Abas Musaví.

Durante la rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump fue preguntado sobre si creía que Irán estuvo detrás del ataque contra las refinerías saudíes, a lo que contestó que "parece" que sí, pero no lo confirmó.

"Parece que sí, se lo diremos definitivamente. Está siendo revisado ahora mismo", defendió.

Por otro lado, el presidente estadounidense descartó que la vía diplomática se haya "agotado": "No, nunca se ha agotado. Nunca se sabe lo que va a pasar. Sé que quieren hacer un trato, en algún momento funcionará", agregó.

Más Noticias de esta sección

Publicidad