La foto que indigna al mundo

Foto EFE/ Abraham Pineda-Jácome

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Por querer encontrar un mejor futuro para su familia, un padre y su hija de un año y 11 meses, murieron al intentar cruzar el río Bravo que separa las fronteras de México y EE.UU.

Provenían de El Salvador.  La tragedia sucedió el domingo a un kilómetro de un puente internacional donde estaba la esposa.

Ella logró salvar su vida gracias a que fue rescatada por otra persona.

Este hecho de nuevo pone en tela de juicio las medidas antinmigración que establece el gobierno de Donald Trump y hasta donde están dispuestos a llegar quienes anhelan el ‘sueño americano’.

Más Noticias de esta sección

Publicidad