Miles de venezolanos llegan a Brasil para comprar medicinas

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

La reapertura del paso fronterizo entre Brasil y Venezuela llevó a miles de ciudadanos del vecino país hacia la ciudad limítrofe de Pacaraima, sea para comprar medicinas o para solicitar refugio, informaron ayer fuentes oficiales.

 

La frontera había sido cerrada en febrero pasado por decisión del presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien con esa orden impidió el paso de la “ayuda humanitaria” que pretendían transportar varios Gobiernos, entre ellos el de Brasil, que reconoce como mandatario “legítimo” de Venezuela al jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

El paso fronterizo fue reabierto este viernes, también por una decisión de Maduro, que del mismo modo restableció la comunicación marítima y aérea con la isla da Aruba, pero no así con Colombia y otros países.

A pesar del bloque fronterizo, el flujo de venezolanos hacia la ciudad brasileña de Pacaraima no llegó a interrumpirse, aunque sí el tránsito de vehículos.

Según cálculos de las autoridades brasileñas, por las trochas de la región amazónica que comparten ambos países, mientras se mantuvo el cierre unos 370 venezolanos llegaron cada día a pie, en su enorme mayoría para abastecerse de diversos productos y otros para intentar una nueva vida en Brasil.

De acuerdo a la Policía Federal brasileña, desde que se reabrió la frontera ya han llegado desde Venezuela poco más de un millar de vehículos, aunque en su gran mayoría sus ocupantes sólo pretendían hacer compras en Pacaraima, una pequeña ciudad de 12.000 habitantes que dependen en buena medida de los consumidores venezolanos.

También se ha reanudado el flujo de camiones con mercancía que, desde Brasil, abastecen sobre todo a la ciudad de Santa Elena de Uairén y a otros pequeños municipios de la región del sur venezolano conocida como Gran Sabana. 

Más Noticias de esta sección

Publicidad