Grecia exigirá a Alemania reparaciones por daños de la II Guerra Mundial

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Atenas, 17 abr (EFE).- El Parlamento griego pidió este miércoles al Gobierno que abra un procedimiento para exigir reparaciones de guerra a Alemania por los daños causados durante la ocupación nazi en la II Guerra Mundial, unas reclamaciones que podrían ascender a más de 270.000 millones de euros.

Se trata de una decisión histórica pues hasta ahora ningún Estado ocupado por los nazis ha exigido formalmente reparaciones por los daños sufridos. De momento, sólo Polonia debate tal posibilidad.

Una amplia mayoría de parlamentarios pidió al Gobierno del partido izquierdista Syriza que "tome todas las medidas diplomáticas y legales necesarias con el fin de reclamar y satisfacer por completo todas las demandas del Estado griego relativas a las I y II Guerras Mundiales".

El próximo paso para el Gobierno heleno será presentar su reclamación con una nota verbal ante el Ejecutivo alemán y, si Berlín se niega a negociar, cursar una demanda al Tribunal Internacional de la Haya.

"Esta reivindicación es para nosotros una deuda ética e histórica. Para avanzar debemos cerrar los traumas del pasado, y eso debe entenderlo también Alemania", afirmó el primer ministro griego, Alexis Tsipras, quien añadió que está "convencido" de que podrá mantener una relación y un diálogo normales y permanentes con dicho país.

"Es nuestro deber ofrecer a nuestros pueblos la oportunidad de cerrar el capítulo de la II Guerra Mundial", defendió.

Una de las primeras decisiones tomadas por el Gobierno de Tsipras tras ganar las elecciones de enero de 2015 fue, precisamente, crear una comisión parlamentaria para evaluar los daños y, de ser necesario, reclamar a Alemania reparaciones de guerra, indemnización a las víctimas, devolución del préstamo forzoso concedido por Grecia a la Alemania nazi y de las riquezas arqueológicas expoliadas.

El informe creado por esa comisión fue entregado al Parlamento hace tres años, pero no ha sido debatido hasta ahora porque el Gobierno quería tratar este tema ya fuera de los programas de rescate financieros, para evitar que se acusase a Grecia de instrumentalizar las reparaciones para negociar sus deudas con los acreedores.

El primer ministro aseguró durante su intervención que hacer eso hubiera sido "un insulto a las víctimas del nazismo" y que "ninguna masacre, ningún crimen, ni siquiera una gota de sangre" se ha puesto ni se pondrá en la misma balanza que los programas de rescate.

Es difícil calcular la suma total a la que podrían llegar a ascender las reparaciones, pero la comisión parlamentaria estima una cifra de entre 270.000 millones y 309.000 millones de euros, al cambio actual.

De esta cuantía, 10.300 millones corresponden al préstamo sin intereses que el III Reich obligó al Gobierno heleno a concederle. En 1944 Alemania devolvió un primer y hasta ahora único tramo. Algunos expertos consideran que esta es la reclamación con más posibilidades de prosperar.

Las reclamaciones relacionadas con la devastación de las infraestructuras y las víctimas son más complicadas de evaluar en la actualidad, según los expertos, aunque hay muchas cifras al respecto.

Grecia estuvo ocupada por las fuerzas del Eje durante tres años y medio, entre 1941 y 1944. Perecieron más de 800.000 griegos, el 11 % de la población. La gran mayoría de ellos fueron civiles, principalmente muertos a causa del hambre o en campos de concentración. Unos 63.000 judíos griegos fueron víctimas del Holocausto.

En represalia por ataques de las fuerzas partisanas, las fuerzas de ocupación de la Wehrmacht arrasaron 1.700 pueblos, la mayoría de las infraestructuras y dejaron sin hogar a 1,2 millones de personas.

Además, las pérdidas culturales también fueron significativas, con centenares de sitios arqueológicos saqueados y miles de obras de arte expoliadas y trasladadas a Alemania.

Aunque ha reconocido su responsabilidad moral, Berlín ha rechazado repetidamente toda negociación sobre el tema pues considera que es una cuestión que está cerrada por cuanto ya satisfizo a Grecia con un pago en 1960 de 115 millones de marcos.

Para Alemania, el tema quedó zanjado en 1990 con el tratado con las potencias aliadas conocido como 2+4, que hizo posible la reunificación alemana y a cuyas negociaciones no fueron invitados los demás países que sufrieron la barbarie nazi.

Con el Acuerdo de Londres de 1953, que acordó una quita parcial de la deuda alemana, se estipuló también que ese país no está obligado a pagar reparaciones a los Estados ocupados por los nazis durante la II Guerra Mundial hasta que se firme un tratado de paz.

Por eso, tras la caída del Muro de Berlín se evitó que el 2+4 se considerase un tratado de paz en sentido estricto, aunque Grecia defiende que de facto lo es y que, por tanto, abre el camino para reclamar reparaciones. EFE

Publicidad