Ciclón tropical "Verónica" afecta occidente de Australia

Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

El occidente de Australia se ve afectado por “Verónica”, el tercer ciclón tropical de la temporada, que alcanzará vientos de más de 165 kilómetros por hora por lo que las autoridades advirtieron a la población mantenerse en lugares seguros.

 

"Estamos esperando un período prolongado (12 horas o más) de vientos destructivos cerca del núcleo del ciclón", indicó James Ashley, de la Oficina de Meterorología, por lo que las autoridades emitieron alerta roja para los residentes de la costa de Pilbara.

"Esta es una situación muy grave (…) La gente en esta parte del mundo está acostumbrada a los ciclones, pero ahora es diferente”, dijo el primer ministro del estado de Australia Occidental, Mark McGowan.

“Verónica” tocó tierra esta mañana en la región de Pilbara entre Dampier y Port Hedland como categoría tres y se mueve hacia el sureste; pero podría debilitarse este lunes, según la Oficina de Meteorología.

Los Departamentos de Bomberos y Servicios de Emergencia pidieron a los residentes en zonas de alerta roja que busquen refugio y que se mantengan alejados de puertas o ventanas.

Indicaron que el ciclón se mueve por las ciudades costeras de Port Hedland, Karratha y Pannawonica, con una velocidad del viento superior a los 165 kilómetros por horas. Además se esperan fuertes lluvias y mareas, que podrían causar inundaciones.

El alcalde de Port Hedland, Camilo Blanco, señaló que la lluvia y los vientos se intensificaron. “Los vientos aumentaron mucho. En las redes sociales, hemos visto algunos árboles caídos".

El anterior ciclón tropical, de categoría cuatro, que golpeó esa región fue Christine en diciembre de 2013.

Además, en la región norte del país, los servicios de emergencia iniciaron las labores para determinar los daños causados ​​por el ciclón tropical "Trevor", que tocó afectó este sábado esa zona del país.

De acuerdo con las autoridades más de dos mil personas fueron desalojadas de sus comunidades y podrían pasar semanas, y posiblemente meses, hasta que la magnitud del daño sea evidente y la vida vuelva a la normalidad.

Más Noticias de esta sección

Publicidad