Entregan 207 casas en El Banco

Estas casas son adaptadas al cambio climático, lo que significa que están construidas para prevenir inundaciones.

Departamento
Tamaño Letra
  • Font Size
Las unidades habitacionales tienen 46,25 m2 en un área de 78 m2 y están compuestas por sala-comedor, dos habitaciones, cocina, baño, patio y lavadero.

El Gobierno Departamental y el Fondo de Adaptación continuaron su recorrido por zonas rurales y urbanas en El Banco, esta vez entregaron 207 viviendas nuevas a igual número de familias en la urbanización Monte Carmelo.

La urbanización contó con inversiones del Gobierno Nacional por 10.000 millones de pesos y pertenecen al Plan de Intervención del Programa Nacional de Reubicación y Reconstrucción de Vivienda que lidera el Fondo de Adaptación.

Al acto protocolario, realizado en el Centro de Integración Ciudadana, contiguo a Monte Carmelo, asistió la gobernadora Rosa Cotes; el gerente del Fondo de Adaptación, Edgar Ortiz; el alcalde Víctor Rangel y Rosa Elvira Ustáriz, subdirectora de Comfacesar, operador del proyecto.

Para los damnificados

Este proyecto habitacional fue construido para los damnificados por las inundaciones que ocasionaron las fuertes lluvias durante el fenómeno de La Niña en los años 2010-2011.

Los beneficiarios, recibieron con agradecimiento sus casas con lo cual mejorarán su calidad de vida. Una de las nuevas propietarias es Yilenys Karina Carrascal, quien vivía en el barrio Pueblo Nuevo de El Banco cuando se presentaron las inundaciones. Ahora tiene una vivienda para ella y su familia. “Es una bendición súper grande porque ya tengo cómo brindarle un techito a mis hijos para poder estar bien con ellos”, expresó.

Otro de los favorecidos, Eder, afirmó emocionado, “me siento orgulloso de recibir esta llave con que vamos a abrir nuestra casa, con mi compañera, con su nieto y de verdad que la gloria y la honra sea para Dios”.

Las viviendas

Las nuevas viviendas están compuestas por sala-comedor, dos habitaciones, cocina, baño, patio y lavadero. Los lotes son de 78 m2 y tienen un área construida de 46,25 m2. Las unidades habitacionales están distribuidas en 10 manzanas.

Estas casas son adaptadas al cambio climático, lo que significa que están construidas para prevenir inundaciones en caso de llegarse a presentar una temporada de lluvias como la de 2010-2011.

Más Noticias de esta sección

Publicidad