Alianza de Unimagdalena promueve desarrollo de la innovación

El ingeniero industrial Rubén Santiago Altamar Torres; Carlos Julián Agudelo Toloza, Marshio Vergara Retamoza y Édgar Iván Candelario, estudiantes de grado del Programa de Ingeniería Electrónica, fueron los encargados de dar solución a problemática planteada por Alfaix.

Departamento
Tamaño Letra
  • Font Size

La articulación entre universidad y empresa permitió que la Alma Mater a través del Centro de Innovación y Emprendimiento brindara solución oportuna al reto que afrontaba la citada empresa samaria.

La Universidad del Magdalena avanza en los procesos de articulación con las empresas de Santa Marta. Es así como a través del Centro de Innovación y Emprendimiento- CIE, conformó un equipo de desarrollo e innovación con estudiantes de ingeniería electrónica e industrial para lograr mejorar uno de los procesos estructurales del servicio que ofrece la empresa Alfaix y que se llevó cabo durante cuatro meses.

El desafío a resolver que proponía la empresa  fue puesto en conocimiento de los estudiantes de diferentes semestres de esta Casa de Estudios Superiores en la primera versión del Innovation Challenge, un espacio en el cual distintas organizaciones aceptaron hacer visibles sus oportunidades de mejora para recibir una respuesta de los profesionales en formación de los diferentes programas en el marco de la premisa de innovación e inclusión que promueve la Universidad.

En este sentido, Alfaix quería encontrar un mecanismo para optimizar el proceso de llenado de botellas con jugo de naranja con miras a una mejora en el tiempo empelado. Fue así como el ingeniero industrial Rubén Santiago Altamar Torres; Carlos Julián Agudelo Toloza, Marshio Vergara Retamoza y Édgar Iván Candelario, estudiantes de grado del Programa de Ingeniería Electrónica, aceptaron el reto de encontrar una solución.


Los miembros de Alfaix quedaron complacidos con la respuesta dada a la problemática que presentaron a la Universidad del Magdalena a través del Centro de Innovación y Emprendimiento.

Las reglas del Innovation Challenge les daban a estos jóvenes un plazo de seis meses para desarrollar las diferentes actividades que les permitirían generar la solución más factible. Fue así como a través del acompañamiento y transferencia metodológica a este equipo por parte del CIE, el uso de la capacidad instalada de la Universidad mediante los laboratorios industriales sumado al respaldo financiero proporcionado por Alfaix, procedieron al resultado que hoy conocemos. 

El Centro de Innovación y Emprendimiento (CIE), avanza en los procesos de articulación con otras organizaciones de la ciudad en los que también se están desarrollando estrategias para dar respuesta a las diferentes situaciones que requieren una intervención o mejora.

Más Noticias de esta sección

Publicidad