Circuito ecoturístico de Puebloviejo mejorará condiciones de vida: Gobernación

El objetivo es incentivar el turismo en esa zona del Magdalena.

Departamento
Tamaño Letra
  • Font Size

El nuevo parador turístico beneficiará a más de 26.000 personas en  Puebloviejo y Nueva Venecia.

El parador turístico de Puebloviejo es la respuesta del Gobierno Nacional y departamental a las necesidades de algunas familias que buscan encontrar alternativas que les permitan hacer un uso sostenible de los atractivos turísticos y paisajísticos del complejo lagunar, por ello se crea este proyecto en donde las comunidades podrán explotar su riqueza natural  y cultural en las rutas turísticas a los palafitos.

Inaugurado con un acto protocolario, el nuevo parador turístico tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de cientos de habitantes de esta región del Magdalena. Cuenta con una base náutica y una plataforma de embarque que impulsará el ecoturismo de la Ciénaga Grande de Santa Marta.

 “Estoy segura que el turismo será la redención para las poblaciones de Puebloviejo, Nueva Venecia, Buenavista y Bocas de Aracataca; poblaciones palafiticas de pescadores que viven sobre las aguas de la Ciénaga Grande de Santa Marta, desde hace más de dos siglos. Estas comunidades se destacan por la vida y la cultura que han construido sobre el agua, son pescadores de tradición, comunidades pacificas que fueron víctimas de la violencia, sin embargo su pujanza, y su fortaleza les permitió sobreponerse y continuar el día a día”, afirmó la gobernadora del  Magdalena, Rosa Cotes de Zúñiga.

 Para la ejecución de este proyecto, el Gobierno Nacional hizo una inversión de 12.700 millones de pesos y el departamento aportó el lote en donde se realizó la  construcción de la obra, con la que se generaran más de 60 empleos directos y que busca promocionar este lugar  como un nuevo destino ecoturístico del país.

La obra duró 13 meses en su ejecución, dando inicio el 2 de enero del 2018. Este cuenta con diferentes espacios entre ellos un teatro para presentar permanentemente la danza del caimán, un restaurante de dos pisos con la capacidad de 86 personas, también involucra una torre mirador para la toma de fotografías, sector comercial para la venta de souvenirs característicos de la región, y  una marina para sacar embarcaciones hacia la Ciénaga Grande y Barranquilla por el Caño Clarín, posicionando al Magdalena en un departamento competitivo.

Más Noticias de esta sección

Publicidad