Los orígenes de la Semana Santa en Guamal

Departamento
Tamaño Letra
  • Font Size

Las dos grandes celebraciones de la Iglesia Católica, el Corpus Cristi y la Semana Santa aparecen en 1563, con el Concilio de Trento, para hacer peso y bloquear las ideas protestantes de Martin Lutero en 1517.

 

Estas fiestas religiosas son el triunfo del clero frente a las ideas protestantes de la Iglesia luteriana que desafiaba y cuestionaba el comportamiento del catolicismo y de sus líderes en Roma; así, son el punto de partida para la unidad religiosa de Occidente. A finales XIX (1895), se decide formalizar el festejo de la Semana Santa en Guamal, debido a las dificultades de transporte de la época con Mompox.

A los creyentes y nazarenos les resultaba difícil regresar el mismo día. Debido a la falta de carretera y a lo costoso de la estadía, la única opción era viajar a través del río (la mayoría de la veces en champanes). La familia Guerra decide hacer el primer paso representación: el primero de ellos, "La sentencia" (Jesús ante Pilatos), que se sumó a otras representaciones que existían como "La virgen dolorosa" y el "Sepulcro".

Con los años, el entusiasmo y la devoción aumentaron al punto de contratar al italiano Felipe Peredo, residente Mompox para que construyera el paso grande (Jesús de Nazaret). Posteriormente surge en Guamal el aprendiz Rafael "chito"  Ávila, quien fábrica "El beso de Judas", fue tan buena su fabricación que fue comprado por la junta de nazarenos de la semana santa. De esta forma, la devoción y el turismo religioso han permitido posesionar la Semana Santa de Guamal a tal punto que hoy en día en mucho más grande que la de Mompox por la asistencia de feligreses y lo ordenada que resulta.

Por John Pedrozo-Pupo

Más Noticias de esta sección

Publicidad