Lote abandonado se ha convertido en un foco de inseguridad

La casa abandonada se ha convertido en un foco de inseguridad.

Ciénaga
Tamaño Letra
  • Font Size
El terreno apostado sobre la Troncal del Caribe se ha convertido en un sitio frecuentado por drogadictos, generando inseguridad en el sector.

El tema de las casas abandonadas en Ciénaga, es algo de nunca acabar ni solucionar por parte de los propietarios, en reiteradas ocasiones han denunciado que en la Troncal del Caribe, una vivienda que según los cienagueros data de más de 60 años que se encuentra en obra negra y desvalijada y la cual tiene preocupados a los vecinos de la Urbanización la Milagrosa, de los barrios Paraíso, Divino Niño y Nueva Frutera, al suroriente de este municipio, debido a que es una cueva de viciosos y de delincuentes.

La denuncia de la comunidad

El predio ubicado diagonal al supermercado ARA, está rodeado de maleza y es un botadero de basura a cielo abierto, y al igual tiene un camino, que es utilizado a diario por los habitantes de los barrios mencionados los cuales se encuentran en la parte de atrás de la residencia, para cortar distancia poniendo en riesgo sus vidas debido a la permanencia de atracadores

Sodoma y Gomorra

Uno de los vecinos de esta vivienda en momentos que transitaba por el lugar fue abordado por EL INFORMADOR quien visitó el lugar y manifestó “En las noches vemos como llegan parejas de homosexuales a usar la casa como motel, sin embargo son los consumidores de drogas, al igual que los asaltantes, los que más la frecuentan, a cualquier hora”, acotó al respecto uno de los preocupados habitantes del sector.

"Después de 6:00 de la tarde, esto es oscuro y no se puede transitar, porque aquí, se parquean un grupo de homosexuales a prostituirse y varios de ellos han resultado heridos, las autoridades de policía brillan por su ausencia" indico un residente de la urbanización La Milagrosa.

Un llamado a las autoridades

Ante esta situación la comunidad directamente afectada hace un llamado a las autoridades policiales para que tengan una mayor presencia en el lugar, pues si bien las patrullas de la Policía encargadas de la seguridad del cuadrante hacen su recorrido, hacen falta más controles en el nido de viciosos, homosexuales y delincuentes en los que se ha convertido este predio dejado en el olvido.

Más Noticias de esta sección

Publicidad