Habitantes del barrio Buenos Aires construyeron puente con sus propios recursos

Los habitantes del barrio Buenos Aires aseguran que han vivido abandonados y olvidados por las administraciones distritales, sintiéndose alejados de la realidad e inversión de la que gozan otras zonas de Santa Marta.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
Pese a la denuncia y los numerosos llamados, nunca recibieron respuesta.

El barrio Buenos Aires, ubicado en una parte remota al otro extremo del 11 de Noviembre, había quedado incomunicado con la caída de su puente. Los niños debían atravesar el río y en época de lluvia, corrían riesgo con la creciente, sin embargo, ya solucionaron ese problema.

Fueron dos líderes del sector quienes se metieron la mano “al dril” y conectaron al barrio que está ubicado cerca a la vía alterna al puerto con la ciudad. Según ellos, querían dar muestra de amor por el civismo y demostrar que con pocos recursos económicos se pueden hacer obras que beneficien a miles de samarios.

“Era triste y preocupante ver a cientos de niños que debían quitarse los zapatos cada vez que cruzaban. Incluso, ver mujeres embarazadas subiendo por un lugar enmontañado y corriendo el riesgo de caer, eso nos conmocionó y nos llevó a gestionar y hacer una inversión que nos deja orgullosos” señaló Darwin Amaya, líder samario.

Igualmente, destacó que han realizado una campaña cívica para que los habitantes de la zona cuiden y protejan el puente, teniendo en cuenta, que diariamente circulan por el sector cerca de 1.500 personas.

“Esta obra es solo un aporte que como líderes se puede realizar. Lo más importante es que los mismos habitantes de la zona sepan valorarlo y cuidarlo, porque se convierte en un bien preciado para ellos” sostuvo Jhon Martínez, líder del sector.

Barrio olvidado

Los habitantes del barrio Buenos Aires aseguran que han vivido abandonados y olvidados por las administraciones distritales, sintiéndose alejados de la realidad e inversión de la que gozan otras zonas de Santa Marta.

El barrio no cuenta con agua potable ni alcantarillado, tampoco tienen un parque ni zona recreativa, razón por la que esperan que el nuevo mandatario que llegue a gobernar la ciudad, los tenga en cuenta y realice inversiones.

“Con inversión propia y ayuda de la comunidad cavamos las calles, le metimos tubería que compramos producto del esfuerzo y de nuestro trabajo como emprendedores y fue la manera de acabar con las aguas en plenas calles, disminuyendo la posibilidad de enfermedades en los niños” sostuvo Darwin Amaya.

“Esta obra es solo un aporte que como líderes se puede realizar. Lo más importante es que los mismos habitantes de la zona sepan valorarlo y cuidarlo, porque se convierte en un bien preciado para ellos” sostuvo Jhon Martínez, líder del sector.

Diariamente circulan por el sector cerca de 1.500 personas.

Más Noticias de esta sección

Publicidad