Colegio Orinoco, del olvido a la superación

La sede principal de la institución está ubicada en el kilómetro 34 de la Troncal del Caribe.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
Bajo el Plan Estratégico Institucional “la escuela y yo somos uno y no dos”, el Centro Educativo Distrital Intercultural Orinoco ha logrado salir adelante a pesar de los múltiples obstáculos que enfrentan relacionados con la infraestructura, personal docente y falta de dotación.

El Centro Educativo Distrital Intercultural Orinoco es una institución ubicada en zona rural de Santa Marta, más exactamente en el kilómetro 34 de la Troncal del Caribe, en la vía que de la capital del Magdalena conduce a Riohacha. Está conformado por cuatro sedes: Número 1 Etnoeducativa Orinoco, Número 2 Los Cocos, Número 3 Mendihuaca Medio y Número 4 Peniel, distribuidas en la misma carretera nacional, desde el kilómetro 34 hasta el 43 en las estribaciones de la Sierra Nevada.

El colegio cuenta con 429 alumnos distribuidos en los distintos niveles de escolaridad que ofrece: preescolar, básica primaria, secundaria y Ciclos Lectivos Integrados Especiales. De los estudiantes matriculados, el 81.87 por ciento son campesinos provenientes de diferentes regiones; el 10 por ciento, indígenas de las etnias Kogui y Wiwa y el 8.13 por ciento provienen de Venezuela. Hay 12 docentes y un directivo, quienes se encargan a diario de darle continuidad a los planes académicos establecidos para el desarrollo de la jornada estudiantil.

Este establecimiento educativo cuenta con sedes creadas entre los años 60, como es el caso de la sede número 2; la número 1, que data del ‘76 e incluso existe una cuya inauguración está registrada en el siglo XX, esto supondría estar frente a una escuela consolidada con un proceso pedagógico fortalecido, sin embargo, la realidad es diferente, pues la escuela apenas se encuentra en proceso de génesis.
Ilian Joan Zambrano Hernández, rector del colegio Orinoco.
Ilian Joan Zambrano Hernández, rector del colegio Orinoco.

Principales problemáticas

Según explica Ilian Joan Zambrano Hernández, rector del colegio Orinoco, durante el 2014 y el 2015, la institución tuvo que enfrentar una serie de dificultades que, de cierta manera, siguen afectando la estructura educativa que se intenta impartir con tanto esfuerzo.

Entre las principales problemáticas que predominan en este Centro Educativo Distrital Intercultural, destaca la precariedad de condiciones en la infraestructura, el notable deterioro de los equipos tecnológicos, que además son insuficientes para cobijar a todos los estudiantes, una planta docente muy disminuida, falta constante de servicios básicos como el agua y la luz, baja cobertura, inexistencia de un proyecto educativo institucional, bajos recursos financieros y físicos, que se traducen como la falta de apoyo por parte del Estado, y bajos indicadores de gestión y bienestar, además de las dificultades de convivencia generadas por la exclusión social de minorías étnicas.

Ante esta situación, la rectoría de la institución, liderada por Zambrano Hernández, en conjunto con un grupo de voluntarios cercano a la zona y el único docente que se encontraba nombrado en ese entonces, 2015, unieron esfuerzos con la intención de crear un nuevo rumbo hacia el mejoramiento de las problemáticas y el fortalecimiento de los procesos educativos que durante años habían estado rezagados.
El colegio también atiende a población indígena del departamento.
El colegio también atiende a población indígena del departamento.

Buscando soluciones

A través de estrategias de identificación de las problemáticas institucionales, con mesas de trabajo, grupos focales y comités de convivencia, los actores educativos pudieron darle inicio a una Ruta de Mejoramiento Institucional, basada en experiencias, percepciones y propuestas establecidas por quienes hicieron parte de este procedimiento.

“En términos de indicadores pasamos de un docente de aula disponible en el 2015 a doce en el 2019, un directivo docente, un enlace educativo asignado por las autoridades indígenas, y tres docentes determinados por aliados estratégicos. Destacándose la participación activa de algunos maestros y profesionales nacionales y extranjeros de organizaciones amigas, tales como Costeño Social, Cajamag, Resguardo Duanamake, y Fundación Syndrome Aktif, quienes cooperan con voluntariado brindando clases de teatro, yoga, surf, futbol, inglés, cocina, cine, entre otros, en diversos momentos del año”, explica el rector.
Por la lluvia, varias partes de la infraestuctura han cedido.
Por la lluvia, varias partes de la infraestuctura han cedido.

Todas estas alianzas han permitido presentar un avance importante en torno a la actividad educativa y los resultados del rendimiento académico, sin embargo, el colegio sigue necesitando intervención estatal para solucionar inconvenientes referentes a la planta docente, que al día de hoy sigue teniendo un déficit de siete educadores para básica primaria y uno para secundaria.

De acuerdo a lo manifestado por el directivo, un porcentaje importante de los progresos alcanzados hasta el momento, se han dado gracias a las gestiones adelantadas por las organizaciones que están vinculas, de esta manera se pudo generar la priorización de recursos para inversión en infraestructura y dotación para las aulas de clases de primaria.

Entre los principales impulsores de mejorías en el Centro Educativo Orinoco, se encuentra la Fundación Ankar Stiftelsen, el Consejo Noruego para Refugiados, los Consejos de Padres de Familia de las sedes, La Sierra Artist Residency, el hostal Villa María y la finca Los Ángeles.

Reconocimientos

Por la forma en que han sido implementados los proyectos y el trabajo mancomunado, se logró aumentar el Índice Sintético de Calidad Educativa, ubicado en el 2015 en un 2.07 y que al 2018 consiguió un puntaje de 6.09.

La institución fue exaltada en el 2016 por el Ministerio de Educación por haber superado la meta de Mejoramiento Anual, además, la Alcaldía Distrital les entregó un reconocimiento en ese mismo año debido a que ocuparon el primer lugar en la Actividad Matriz de Mejoramiento realizada en el marco de las Olimpiadas Movilización Social Educativa, otorgándoles Mención de Honor por ocupar tercer lugar como institución hermanada en actividad experiencia significativa.
En conjunto con los aliados son desarrollados talleres para el crecimiento educativo.
En conjunto con los aliados son desarrollados talleres para el crecimiento educativo.

“Hemos consolidado un centro educativo amigable con el ambiente, intercultural, generador de cambios y transformaciones sociales, con muchísimos sueños y ganas de mejorar, que le apuesta al respeto a la vida, a la diversidad, a los Derechos Humanos y a la concertación, como puntos de partida en la búsqueda de soluciones a problemáticas institucionales”, manifiesta Zambrano.

Aunque falte todavía mucho camino para superar los obstáculos que rodean al Centro Educativo Distrital Intercultural Orinoco, son mayores las ganas de superar las adversidades diariamente, es por eso que el cuerpo educativo no escatima esfuerzos al momento de impulsar el desarrollo y brindar bienestar a sus estudiantes.

“Hemos consolidado un centro educativo amigable con el ambiente, intercultural, generador de cambios y transformaciones sociales, con muchísimos sueños y ganas de mejorar”

De los 429 alumnos matriculados, el 81.87 por ciento son campesinos, el 10 por ciento indígenas Kogui y Wiwa y el 8.13 por ciento provienen de Venezuela.

Más Noticias de esta sección

Publicidad