Familias desalojadas de predios cerca al Sierra Nevada piden solución al Distrito

En total son cerca de nueve las hectáreas en las que se encuentran aún instaladas cerca de 700 personas y que las autoridades locales intentan recuperar. Archivo.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size

Una cuarentena de personas se plantó frente a la Alcaldía de Santa Marta, para exigirle al gobierno local a que intervenga y encuentre soluciones en cuanto a vivienda.

Frente a la Alcaldía de Santa Marta, una cuarentena de personas se plantó para exigir al Distrito una solución en cuanto a vivienda, luego de cumplirse los operativos de desalojo el pasado 13 de septiembre en predios cercanos al nuevo estadio Sierra Nevada, sector Bureche.

El desalojo fue realizado por la Secretaría de Gobierno, miembros de la Unidad Defensora del Espacio Público y Policía Metropolitana,  para tratar de expulsar a estas personas que se instalaron en el predio considerado espacio público.

El argumento de las personas que hicieron parte de este plantón, se basó en que no tienen a dónde ir, por lo que mencionaron que no se moverán de sus viviendas hasta que no les ofrezcan otras soluciones.

Hay que recordar que el operativo se hizo en este sector hace seis meses y hubo una operatividad similar, trabajos que no fueron completados porque los invasores nunca se fueron de los predios.


El desalojo fue realizado por la Secretaría de Gobierno, miembros de la Unidad Defensora del Espacio Público y Policía Metropolitana. Archivo.

Al respecto el secretario de Gobierno, Adolfo Bula, había indicado que anteriormente trataron de establecer diálogos con estas personas y de ofrecerles alternativas de programas de vivienda, sin embargo no se ha podido continuar.

En total son cerca de nueve las hectáreas en las que se encuentran aún instaladas cerca de 700 personas y que las autoridades locales intentan recuperar. Por el momentos siguen manteniéndose todo tipo de cambuches rudimentarios pese a que el día del desalojo alcanzaron a desmontar algunos, además se pudo constatar que las personas tienen conexiones eléctricas ilegales con las que intentan convertir el terreno en un sector habitable.

Para este miércoles que pasó, se hizo un  encuentro con líderes de estas personas para hacer un proceso de concertación y poder establecer diálogos y buscar posibilidades de resolución, al cual varios de los miembros de estas familias, aseguraron ya no creer en lo que manifiesta el Distrito.