“Era necesario dar un granito de arena a este país”: voluntario

Se evidencia la presencia de niños debido a la prestación de servicios como odontología, pediatría, cirugía general y optometría.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size

En el tercer día del buque hospital USNS Comfort, en Santa Marta, el personal de esta misión humanitaria habló sobre esta experiencia al igual que los pacientes beneficiados en la atención médica.

Por: Anayancy Vidal H.
Redacción EL INFORMADOR
Fotos: Edgar Fuentes.

A tan solo un viaje en lancha que dura menos de 10 minutos desde la Marina de Santa Marta hasta llegar al buque hospital UNSN Comfort de la Armada de EE UU, decenas de personas de escasos recursos encontraron un lugar donde pudieran sacarse un problema médico que en algunos perduró por muchos años. 

Luego de haberse inscrito previamente a través de la Secretaría de Salud Distrital y Departamental, para salir seleccionados a cirugía en el buque con médicos profesionales de todo el mundo, desde hace tres días que llegó la misión humanitaria, los galenos no han parado de hacer cirugías entre ambulatorias generales, oftalmológicas y reparación de labio leporino. 

Al personal médico se suman cientos de voluntarios que trabajan como intérpretes y, cuyos trabajos en los sitios de atención en tierra y a bordo del buque, ayudan a cumplir los objetivos de la misión.

La misión tiene a disposición instalaciones médicas quirúrgicas móviles y flotantes; 200 médicos, enfermeras y técnicos militares, y 60 voluntarios médicos y dentistas de organizaciones no gubernamentales.
La misión tiene a disposición instalaciones médicas quirúrgicas móviles y flotantes; 200 médicos, enfermeras y técnicos militares, y 60 voluntarios médicos y dentistas de organizaciones no gubernamentales.

Este es el caso de Ernesto Ackerman, ciudadano venezolano, quien desde hace 35 años vive en Estados Unidos y es voluntario en la Asociación de Médicos Américanos, Vama, hace décadas. El misionero comentó que está ayudando en la conexión entre la organización y el Comando Sur, para auxiliar al grupo de médicos coterráneos quienes dejaron sus trabajos para venir a hacer esta labor.

Con lágrimas en sus ojos, conmovido por esta experiencia, precisó: “los médicos de Vama se encargaron de sus gastos y esto es una manera de retribuir a lo que está haciendo el gobierno de Colombia por los venezolanos…Esta organización de médicos lo que quiere es tratar de agradecer al pueblo de Colombia por lo que está haciendo por nosotros. Creo que era necesario dar un granito de arena a este país”, sollozó Ackerman.

Asimismo culminó diciendo que los objetivos de estos trabajos son poder ofrecer un  poquito de felicidad y de sacarles un problema médico, además de darles compañía. “Entendemos que estas personas llegan a un buque nerviosos sin conocer nada y sobre todo que les hablen en un idioma que no es el de ellos, entonces somos sus traductores”  

Hay un equipo de marinos del servicio civil que supervisarán la operación y navegación.
Hay un equipo de marinos del servicio civil que supervisarán la operación y navegación.


En el caso de Rosalba Díaz de Gómez, una samaria de 68 años de edad, salió beneficiada para que le hicieran una intervención ocular, acompañada de su hija, quienes ingresaron desde hace tres días  e informaron que se encuentran muy agradecidas por esta oportunidad, pues sus condiciones económicas nunca les habrían permitido hacerse esta operación.

“Siento mucho alivio desde que me operaron, nunca pensé que saldría de este malestar, desafortunadamente no me encuentro en ninguna prestación de servicio de salud por lo que he permanecido con esto durante muchos años. Los médicos son muy atentos y se toman el tiempo de saber tus dolencias y malestares, es muy bueno esto”, concluyó.

A su vez, en tierra también hay otras misiones, que sin importar la inclemencia de las altas temperaturas, los pacientes esperan pacientemente en los dos puntos de atención médica: en el IED Simón Bolívar y en el Coliseo Mayor.

En el Coliseo Mayor, se encuentran alrededor de 300 profesionales de la salud que atienden entre las más comunes en la ciudad, problemas cardiacos, atención de pacientes con diabetes, y problemas de visión.

En el Colegio Inem Simón Bolívar, está habilitado para la atención de pacientes que se inscribieron en la Secretaría de Salud Departamental, por lo que en este punto se encuentran habitantes de otros municipios de Magdalena, quienes acuden desde muy temprano para obtener su turno y ser atendidos.

Los helicópteros embarcados  transportan a los pacientes entre tierra y el buque, y presta atención en puntos instalados en tierra, entre otras.
Los helicópteros embarcados transportan a los pacientes entre tierra y el buque, y presta atención en puntos instalados en tierra, entre otras.


En esta sede en la que mayormente se evidencia la presencia de niños debido a la prestación de servicios como odontología, pediatría, cirugía general y optometría, se espera tras el impase de la no atención en la primera jornada poder atender más de las personas inscritas.

    La misión tiene a disposición instalaciones médicas quirúrgicas móviles y flotantes; 200 médicos, enfermeras y técnicos militares, y 60 voluntarios médicos y dentistas de organizaciones no gubernamentales.

También un equipo de marinos del servicio civil que supervisarán la operación y navegación, helicópteros embarcados que transportarán a los pacientes entre tierra y el buque, y atención en puntos instalados en tierra, entre otras.

Ernesto Ackerman,  voluntario.
Ernesto Ackerman, voluntario.


Asimismo, dispone de un banco de sangre con 500 unidades, tratamientos dentales, área de terapia física, plantas productoras de oxígeno y máquinas de rayos X.

La actual misión del Buque Comfort tiene también paradas en Ecuador, Perú, Costa Rica, República Dominicana, Granada, Haití, Jamaica, Panamá, Santa Lucía, Trinidad y Tobago, y San Cristóbal y Nieves.

El buque dispone de un banco de sangre con 500 unidades, tratamientos dentales, área de terapia física, plantas productoras de oxígeno y máquinas de rayos X.

La actual misión del Buque Comfort tiene también paradas en Ecuador, Perú, Costa Rica, República Dominicana, Granada, entre otros países.
La actual misión del Buque Comfort tiene también paradas en Ecuador, Perú, Costa Rica, República Dominicana, Granada, entre otros países.
Rosalba Díaz de Gómez, una samaria de 68 años de edad, salió beneficiada para que le hicieran una intervención ocular.
Rosalba Díaz de Gómez, una samaria de 68 años de edad, salió beneficiada para que le hicieran una intervención ocular.
Las personas de la tercera edad, también son beneficiadas en esta misión humanitaria.
Las personas de la tercera edad, también son beneficiadas en esta misión humanitaria.
Previous Next Play Pause

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad