El parque Rodrigo Ahumada sufre por el abandono distrital

Los habitantes del barrio El Pando hacen un llamado a las autoridades distritales para que le den pronta solución a las problematicas que rodean el parque Rodrigo Ahumada Bado.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
El desgaste estructural y social que sufre este escenario recreativo y deportivo, ha generado que las familias del barrio El Pando se alejen de este.

Los habitantes adyacentes al parque Rodrigo Ahumada Bado ubicado en el barrio El Pando al sur de la ciudad, ven con impotencia como ese escenario se va deteriorando poco a poco tanto en lo estructural como en lo social.
Olvidado por las autoridades distritales, el escenario construido para la recreación y el deporte de los habitantes de ese populoso barrio del sur de la ciudad se encuentra deteriorado en su estructura, haciendo de lo que en principio se construyó para el sano esparcimiento de la comunidad, un espacio semidestruido y cercado por la delincuencia y el consumo de drogas.

El parque está en malas condiciones

El paso de los años ha hecho mella en el parque, por lo que el enrejado que divide la cancha de microfútbol de las tribunas se encuentra destruido, constituyéndose en un peligro para los jóvenes que practican la disciplina del microfútbol, quienes dicen haber perdido varios balones, los cuales se explotan al golpear contra las puntas filosas de los hierros salidos.

Los arcos se oxidan

Los arcos se encuentran oxidados, acompañados de los tableros de básquet, quienes se encuentran totalmente deteriorados, haciendo que el básquet ya no se practique entre los jóvenes de esa zona de la ciudad.

La cancha llena de huecos

En la cancha se encuentran varios huecos que dificultan la práctica normal de actividades deportivas y las tribunas son utilizadas para la venta y el consumo de drogas.

La fachada está deteriorada

En cuanto a la fachada, esta fue intervenida por última vez en el año 2017, previo a los Juegos Bolivarianos desarrollados en esta capital, por lo que la comunidad pide a las autoridades competentes poner sus ojos en este olvidado parque.

Los vecinos hacen lo que pueden

Aunque sus alrededores se encuentren limpios y muy bien cuidados por algunos vecinos, es poco lo que ellos pueden hacer para solucionar las demás problemáticas que rodean este parque.

La drogadicción es un problema visible

Pero el deterioro de este escenario no es el único problema, pues la inseguridad y la drogadicción que se vive en sus alrededores es lo que más preocupa a los habitantes del barrio.
La venta y consumo de drogas en sus tribunas va en aumento, cuentan algunos moradores adyacentes al parque, que los drogadictos de la localidad y de otros barrios han escogido esta zona para su consumo por la poca vigilancia policiva del sector.

La comunidad hace la denuncia

“por las noches esto es un peligro, en esa cancha se ponen un poco de pelaos a consumir drogas y a escuchar música a todo volumen”, manifestó un habitante del sector.
Asimismo, ese habitante denunció que muchas veces, este grupo de jóvenes se citan para protagonizar riñas, lo que genera inseguridad en el sector.

El parque lleva el nombre de Rodrigo Ahumada Bado, en homenaje periodista y dirigente político baleado en ese sector el 26 de septiembre del año 1991. El cual murió días después en la ciudad de Bogotá a donde fue trasladado por la gravedad de sus heridas.

Ahumada Bado, era uno de los más polémicos periodistas radiales que tenía Santa Marta, además era dueño de la emisora Radio Galeón.

Este parque fue entregado a la comunidad el 29 de julio de 1997.

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad