Secretaría de Gobierno ‘pone el ojo’ a las obras menores

Andrés Rugeles, alcalde (e) de Santa Marta y Cesar Mercado, Secretario de Gobierno (e).

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size

La presunta irregularidad por la ausencia de los soportes administrativos o documentales  que determinan el cumplimiento de las obras en barrios del Distrito, la Secretaría de Gobierno ha puesto a que se supervise la existencia de ello ante las autoridades de control.

Mientras algunos líderes comunales aseguran que hay obras con retrasos pese a que ya se pagó el 80 por ciento y que se registran avances que no superan el 50 por ciento, alcaldes locales aseguran que existe la documentación.

El Secretario de Gobierno (E) Cesar Mercado, ha  puesto en conocimiento una presunta irregularidad en cuanto al manejo de la documentación que soporta el presupuesto de las 100 obras menores de los barrios del Distrito, situación que llevó al funcionario a ponerlo en conocimiento a las autoridades de control.

Las obras menores nacen como un plan de la Alcaldía para hacer mejoras dentro de las comunidades de las tres localidades de Santa Marta, en conjunto con las Juntas de Acción Comunal con presupuestos con el que los presidentes de las JAC entran a ejecutar obras para el mejoramiento de la comunidad.


Dentro de esas obras menores están las instalaciones de cámaras de seguridad, mejoramiento en las calles, entre otros.

Lo que denuncia la Secretaría de Gobierno

Según lo que afirma el Secretario de Gobierno (e), dentro del proceso ejecución de las 100 obras menores, deberían existir una serie de documentos para determinar el cumplimiento de las obras, sin embargo, a pesar de ello, dos de los tres pagos que se deben realizar en el año, no hay registro alguno de los mismos.

En vista  que aún no se ha podido obtener la documentación solicitada por el jefe de cartera de Gobierno,  para establecer con certeza el estado de las obras contratadas, aún no se ha podido hacer el último pago que corresponde un 20 por ciento.

Para Mercado, estos hechos que rodean estas obras lo ha llevado a mostrar su preocupación debido a que faltan unos pagos por realizar, no obstante hasta que no se tenga claridad sobre el destino que tomaron los dineros no se desembolsará recurso alguno.

“Fallaríamos nosotros como servidores públicos autorizar pagos sin los soportes administrativos  o documentales  ya que estas deben reposar en la Secretaría porque es la supervisora del proyecto y no lo está. Ya hemos puesto en conocimiento a las autoridades de control (Procuraduría)”, dijo el funcionario.

Asimismo, indicó que ha requerido información al anterior secretario (Adolfo Bula) y no han tenido información sobre la documentación.

Las 100 obras menores buscan el  mejoramiento para las comunidades, arreglos como: escalones, cámaras de seguridad, entre otros, cuyos trabajos van acorde al plan de desarrollo del Distrito.

Exalcalde local contradice

Sin embargo, algunos alcaldes locales del Distrito, en este caso Luis Pinzón, quien hasta el mes pasado fue el alcalde menor de la Localidad 2 Histórica Rodrigo de Bastidas, menciona que los documentos existen y que no han desaparecido. “Estas obras se pactaron a través de convenios con las Juntas de Acción Comunal, entendemos que en los convenios suscritos se hicieron a través de reembolsos, dos de 40 por ciento y uno de 20 por ciento, de esos porcentajes de avance tuvieron unos supervisores  adscritos a la Secretaria de Gobierno quienes estuvieron haciendo seguimiento y a medida que iba avanzando el proyecto se iban certificando las entregas de los desembolsos”.

Alguno líderes denuncian

Por otro lado, ante esta noticia algunos líderes comunales se pronunciaron sobre la ejecución de las obras menores y pese a que ya se ha desembolsado el 80 por ciento del presupuesto asignado para obras de la comunidad, algunos de los trabajos no superan el 50 por ciento de avance. 

Dentro de esas obras menores están las instalaciones de cámaras de seguridad, mejoramiento en las calles, entre otros.


El líder de la JAC de Bastidas, Juan Vargas, resaltó que las obras menores nacen como un plan de la Alcaldía donde han tratado hacer mejoras dentro de las comunidades en conjunto con las juntas de acción comunal

El líder de la JAC de Bastidas, Juan Vargas, resaltó que las obras menores nacen como un plan de la Alcaldía donde han tratado hacer mejoras dentro de las comunidades en conjunto con las juntas de acción comunal, donde los presidentes entran a ejecutar esas obras como mejoramiento de canchas, pavimentación y arreglos en redes de acueductos. También mencionó otros trabajos para el  mejoramiento en las partes altas como: escalones, cámaras de seguridad, entre otras, cuyos trabajos van acorde al plan de desarrollo del Distrito.

Sin embargo, Vargas explicó que muchos de estos trabajos  tienen un significativo atraso. “Muy a pesar que se ha dado el 80 por ciento de los dineros, no se presentan ni siquiera el 50 por ciento de adelanto de las obras evidenciando el atraso general de no más de 65 juntas de acciones comunales, cuyas obras están totalmente paralizadas y no conocemos el por qué estas obras están paralizadas, incluso intervinimos con una denuncia pública ante la Procuraduría hace dos meses para hacerle saber al Secretario de Gobierno en ese momento Adolfo Bula, pero no prestó atención”.

Algunos de los barrios donde se han paralizado las obras según el líder comunal son: Divino Niño I y II, 17 de Diciembre, Juan XXIII, Olaya herrera, San Jorge, Nacho y Vives.

"A pesar que se ha dado el 80 por ciento de los dineros, no se presentan ni siquiera el 50 por ciento de adelanto de las obras ", dijo vargas.


Estos hechos que rodean las obras ha llevado a mostrar preocupación por parte del Secretario de Gobierno, debido a que faltan unos pagos por realizar, no obstante hasta que no se tenga claridad, no se desembolsará recurso alguno.

Desde hace dos meses la Procuraduría investiga

 Las denuncias hechas por miembros de la Veeduría Ciudadana y líderes comunales, contra la Alcaldía Distrital por supuestas anomalías en los contratos de las 100 obras menore’, fueron trasladadas a la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Administrativa y Asuntos Sociales y Paz en Bogotá.

Las denuncias fueron interpuestas luego de la investigación sobre presuntos malos manejos de los recursos y el no lleno de los requisitos en la contratación que también están en manos de la Contraloría Distrital y la Procuraduría Regional.

Por el momento, el funcionario Cesar Mercado pide celeridad en este presunto acto irregular y que las entidades de control sean las que establezcan las responsabilidades del caso a fin de cuidar de los recursos de los samarios

Más Noticias de esta sección

Publicidad