Habitantes de Santa Ana aseguran que están “condenados” a padecer la sequía

El manejo de las basuras y escombros, que según el líder comunal gran parte de estos son arrojados por carromuleros que entran al barrio a dejar muebles y otros desechos en las esquinas de lotes y solares.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
Más de 50 casas estarían padeciendo el desabastecimiento de agua desde hace casi un año.

Carromuleros llegan a dejar escombros en las calles del barrio sin que haya una regulación del manejo de estos desechos.

Por: Anayancy Vidal H.
Redacción EL INFORMADOR
Fotos: Orlando Marchena.

Llegan los días más calurosos del verano en Santa Marta y los habitantes del barrio Santa Ana aseguran que tienen que padecer las “verdes y las maduras” en estos tiempos de escasez de agua, la cual estaría llegando únicamente al 50 por ciento de las viviendas de este barrio. Fuera de eso tienen que enfrentarse al deficiente manejo de las basuras que estarían siendo arrojadas por desconocidos que no son del barrio, quienes arrojan escombros, entre otros residuos.

Para Daladier Tinoco, presidente de la Junta de Acción Comunal de Santa Ana, el problema central de esta comunidad es el agua, sobre todo señala que hay calles, las que están cerca al barrio Pamplonita y Las Malvinas, donde no les llega el agua hace casi un año y los residentes han tenido que ingeniárselas con conectar mangueras en otros barrios vecinos o comprársela a carrotanques.

“El cambio se empezó a ver cuándo entró Veolia, no sabemos qué pasó con esta empresa. Somos conscientes que Santa Marta ha crecido, pero si al menos llegara a los barrios dos veces a la semana sería un aliciente y se podría sobrellevar esta situación”, dijo Daladier.

El líder comunal mencionó que el domingo del reciente fin de semana hizo un recorrido por el barrio y notó que mientras caminaba por el barrio, había al menos 60 motobombas conectadas al mismo tiempo tratando de extraer un poco del preciado líquido.

Ese mismo día, en horas de la tarde, los residentes de Santa Ana se tomaron la Troncal del Caribe para exigir que llegara el servicio de agua por unas cuantas horas en vista que la otra parte del barrio, donde es más frecuente este servicio, ya tenía 30 días padeciendo el mismo mal que el resto de sus vecinos.

El caos vehicular fue monumental debido al puente festivo, momento en el que llegan cientos de vehículos de distintas partes del país a disfrutar de un receso. Ante la presencia de esta manifestación, operarios de la operadora del servicio de acueducto y alcantarillado Veolia, asistieron para abrir más las válvulas y así pudiera llegar el agua por unas cuantas horas a las casas sedientas.

Por otro lado, está el manejo de las basuras y escombros, que según el líder comunal, gran parte de estos son arrojados por carromuleros que entran al barrio a dejar muebles y escombros en las esquinas de lotes y solares; el otro problema es el camión de la basura que no estaría cubriendo todas las calles del barrio y los mismos vecinos optan por dejarla en la calle hasta que termina regándose por todos lados.

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad