Comunidad de Santa Ana y Malvinas instalan ‘pico y placa’ para el agua

Los habitantes de los dos barrios se las ingenian para mantener agua en sus casas, ya sea comprando pimpinas de agua o buscarla en otros sectores.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
Cada dos días tendrán que turnarse el servicio entre los habitantes ante la escasez de agua en la ciudad.

Por: Anayancy Vidal H.
Redacción EL INFORMADOR
Foto: Orlando Marchena.

Ante la escasez del agua en Santa Marta ya se comienzan a ver los problemas entre las comunidades para poder obtener por unas horas el servicio del preciado líquido en sus casas.

El pasado martes en horas de la noche, los habitantes del barrio Santa Ana y Malvinas se enfrentaron por la necesidad de conseguir agua a sus viviendas a través de un control que se encuentra entre los dos barrios y beneficia a dos más en la ciudad.

Afortunadamente, el enfrentamiento no pasó de lanzar palabras de alto calibre entre los vecinos afectados por la sequía.

Según Daniel Ríos, presidente de la Junta Acción Comunal de Las Malvinas, 30 personas del vecino barrio fueron a exigirles de que cerraran el control ubicado en la calle 29 F con carrera 29, el cual regula el servicio de agua a Las Malvinas y al 8 de Febrero.

En vista que el otro sector llevaba varios días sin el líquido vital, con exigencias los habitantes de Santa Ana pidieron cerrar el control desde las 7:30 de la noche del lunes hasta las 7:30 del miércoles con el fin de tener agua en sus viviendas. “Tuvimos que hacer un pico y placa con los del otro barrio y no llegar a otros extremos, pero este tipo de situaciones las tiene que manejar Veolia, no nosotros”, dijo Ríos.

Los moradores de los dos barrios manifiestan la necesidad de que Veolia pueda intermediar para que se pueda mantener dicho acuerdo hasta que se normalice el servicio de agua en la capital magdalenense. 

Más Noticias de esta sección

Publicidad