Contemplan intervenciones para proveer 850 litros de agua para Santa Marta

El proyecto de los ríos Toribio y Córdoba pasaría a congelarse para dar paso a una serie de intervenciones que facilitarían la captación de agua para Santa Marta.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
Una de las consideraciones del Distrito y Minvivienda para proveer del líquido vital a la ciudad será la ampliación de la planta El Roble, la construcción y el mejoramiento de la planta de El Curval y captar el agua desde el río Guachaca.

El ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, y el alcalde Rafael Martínez dijeron que al “congelarse” el proyecto de los ríos Toribio y Córdoba, las dos partes acordaron trabajar en una serie de intervenciones que se adelantarán en este mismo 2019 para proveer de otros 850 litros de agua por segundo de agua a la ciudad.

 Los funcionarios lideraron la jornada por medio de la cual se procedió, por parte del Distrito de Santa Marta, a la entrega de más de tres mil títulos de propiedad sobre igual número de predios que ocupaban desde hace más de diez años familias de escasos recursos económicos, ubicadas en diversas zonas de la capital magdalense.

Próximas intervenciones

 El alcalde Martínez precisó que esas intervenciones que facilitarán proveer del preciado líquido a los samarios serán: la ampliación de la planta El Roble para conseguir de ella 100 litros por segundo más; la construcción y el mejoramiento de la planta de El Curval que reportaría 200 litros por segundo más y los diseños de los trasvases que permitirán traer 400 litros por segundo más desde el río Guachaca.

 Asimismo, dijo el mandatario, se trabajará en la gestión de pérdida del agua para bajarla del 70% al 50% lo que reportaría la disponibilidad de otros 150 litros por segundo; la planta de tratamiento en la que se potabilizará el agua proveniente de pozos con lo que se conseguirían 150 litros por segundo más y la conexión de las plantas de tratamiento de El Roble y Mamatoco.

El apoyo del Ministro de Vivienda

El ministro Malagón comunicó que a mediano plazo, también se estudiaría la posibilidad de emplear plantas para la desalinización de agua con lo que la ciudad podría recibir hasta dos mil litros de agua por segundo, siendo esta una solución a mediano y largo plazo.

Al mismo tiempo agregó: “No hemos descartado, no hemos sepultado en seguir trabajando en estructurar un acueducto de largo plazo, que sea regional, que permita emplear nuevas fuentes de captación y que ojalá no solo ayudar a solucionar la problemática de Santa Marta, sino también de Ciénaga, Puebloviejo, Zona Bananera y hasta Aracataca”.

 Jonathan Malagón, ministro de Vivienda.
Jonathan Malagón, ministro de Vivienda.

La opción con plantas desalinizadoras

El burgomaestre samario indicó que el ministro lo invitó a conocer al menos dos experiencias de uso de plantas desalinizadoras que son exitosas para estudiar la posibilidad de instalar en Santa Marta una de ellas, con el apoyo del gobierno nacional

 El alcalde Martínez dejó en claro que todas esas obras se financiarían con los recursos propios del Distrito, mientras que el Ministerio de Vivienda, por intermedio del Viceministerio de Agua Potable, ofrecería todo el apoyo técnico necesario para viabilizar esos proyectos.

Por lo anterior, Ingrid Aguirre, gerente de la Essmar, no dejó por sentado que el proyecto de la planta desalinizadora era una solución para el desabastecimiento de agua, sin embargo ya suena como posible solución a la problemática que desde hace unos años se agudiza.

La inversión

 Esos dineros son los que se gestionarán ante la banca a partir de las facultades que el Concejo de la ciudad le dio al gobierno local para comprometer vigencias futuras del presupuesto distrital por más de $800 mil millones.

 Los recursos nacionales que se concreten se destinarían a: la construcción del alcantarillado pluvial, el manejo de las aguas residuales, el mejoramiento de las redes de agua potable y aguas servidas, entre otras iniciativas.

 “Hay soluciones que se han explorado, que son definitivas, que son a mediano y a largo plazo, que permiten apalancar el crecimiento de la ciudad durante 30 o 40 años, pero lo cierto es que necesitamos tomar decisiones ya, se acabó el tiempo para grandes planeaciones, para la estructuración de proyectos faraónicos que se tomen una década, por lo que hemos acordado con el alcalde de Santa Marta es hacer, desde este mismo año, una serie de intervenciones que nos aseguren cerca de 800 litros por segundo”, agregó Malagón.

Más Noticias de esta sección

Próximos Eventos

Publicidad