Las posibles consecuencias del Parque del Agua

El Parque Temático del Agua fue construido a un costado de la Troncal del Caribe, en inmediaciones del sector de Mamatoco. Está considerado como uno de los más grandes de la costa Caribe.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size

Para el biólogo, Francisco Correa, la construcción de este complejo recreacional  fue un atentado contra el equilibrio natural.


Con una inversión de 16.800 millones de pesos, el Parque Temático del Agua fue construido a un costado de la Troncal del Caribe, en inmediaciones del sector de Mamatoco. Está considerado como uno de los más grandes de la región Caribe y fue gestionado durante la administración del exalcalde Carlos Caicedo, construyéndose sobre  un extenso humedal llamado “San Francisco”.

La infraestructura del parque contempló la ubicación de una zona recreativa y deportiva, con ciclorruta, zonas verdes, punto de información turística, una pequeña zona de parqueo, áreas de servicios y un lago artificial, que se llena con agua de un acuífero.

El agua, con fines recreativos, proviene de un pozo, según la administración Distrital creado específicamente para suministro permanente en el lugar. Las leyes colombianas lo consideran como de uso suntuoso, pues su uso está restringido en épocas de crisis hídricas.

El director de la Red de Parques de la Equidad y la Alegría del Distrito, Andrés Pineda, explicó que allí no se emplea agua destinada a la provisión y el consumo de la comunidad. “Nosotros no usamos agua potable y en este lugar contamos con un sistema que recircula y trata permanentemente el agua que usamos”, explicó.

Para el biólogo, Francisco Correa, egresado de la Universidad del Magdalena y quien actualmente trabaja en el manejo de la conservación de fauna en el corregimiento de Minca, la construcción del Parque del Agua fue un atentado contra el equilibrio natural, pues aquellos proyectos que interfieren con un ecosistema, dice, deben ser pensados en función de la vida.

El Parque del Agua, agrega el biólogo “es un ecosistema artificial que se hizo para brindar un confort a la ciudadanía desde un punto de vista urbanístico mas no paisajístico; en otras palabras, no está buscando la conservación de la biodiversidad. La comunidad samaria desconoce que este tipo de ecosistemas, los humedales, son los que más se han destruido y convertir uno de estos en un parque que está desgastando el acuífero, no está permitiendo el albergue de vida sino, por el contrario, mera diversión al ciudadano”.

Consideró, además, que es un parque que demanda mucha agua para su sostenimiento y que se la está quitando a ecosistemas circundantes. “Al extraer agua del subsuelo, para alimentar el estanque, se están resecando más las zonas aledañas y, con el tiempo, el bosque se perdería, pues lleva a que se salinice más y cambie su condición; en otras palabras, disminuiría la diversidad del bosque”.

El otro aspecto, que consideró el profesional, es el peligro para la fauna, pues necesita del agua; los animales, los terrestres, corren el riesgo de ser atropellados, ya que el lugar se encuentra en medio de la Troncal del Caribe y una avenida alterna con gran flujo vehicular.

ACUIFEROS: Son formaciones geológicas en las cuales se encuentra agua y que son permeables permitiendo así el almacenamiento de agua en espacios subterráneos. El agua de este sistema no está normalmente a disposición simple o inmediata del ser humano ya que se encuentra bajo tierra. Estos se pueden formar normalmente cuando la superficie terrestre absorbe el agua de lluvia.  

HUMEDAL: Es una zona de tierra, generalmente plana, cuya superficie se inunda de manera permanente o intermitentemente.​

La infraestructura del parque contempló la construcción de una zona recreativa y deportiva.
La infraestructura del parque contempló la construcción de una zona recreativa y deportiva.
Algunos animales que van en busca del agua corren el riesgo de ser atropellados, ya que el lugar se encuentra en medio de la Troncal del Caribe y una avenida alterna que permanece con gran flujo vehicular.
Algunos animales que van en busca del agua corren el riesgo de ser atropellados, ya que el lugar se encuentra en medio de la Troncal del Caribe y una avenida alterna que permanece con gran flujo vehicular.
Algunos animales que van en busca del agua corren el riesgo de ser atropellados, ya que el lugar se encuentra en medio de la Troncal del Caribe y una avenida alterna que permanece con gran flujo vehicular.
Algunos animales que van en busca del agua corren el riesgo de ser atropellados, ya que el lugar se encuentra en medio de la Troncal del Caribe y una avenida alterna que permanece con gran flujo vehicular.
Previous Next Play Pause

Más Noticias de esta sección

Publicidad