Habitantes de Bellavista se sienten olvidados

Los habitantes del sector Bellavista tienen un ‘rosario’ de críticas en contra de las autoridades.

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size
Los residentes del sector, ubicado en La Paz, perteneciente a la localidad 3 de Santa Marta, denuncian que los servicios públicos son pésimos y los proyectos que involucran el bienestar de la comunidad quedaron inconclusos.

Por: Anayanci Vidal
Redacción EL INFORMADOR

Las problemáticas que rondan a los habitantes del sector Bellavista, en el barrio La Paz -que antes era conocida como la comuna 8 y hoy hace parte de la localidad 3 de Santa Marta- son muchas. Pero si hay una que preocupa a sus habitantes es la nueva postergación del centro de salud, ese que les prometieron hace varios años.

Sin embargo, los inconvenientes van más allá de la mala prestación del servicio de salud, también incluye a los servicios públicos domiciliarios. Aunque el distrito prometió cambios en esa materia, gracias a la llegada del nuevo operador del acueducto y alcantarillado, Veolia, los residentes del sector no ven avances. “En vez de mejorar hemos ido retrocediendo porque aún dependemos de un sistema de bombeo desde Gaira, si tenemos suerte nos llega el agua una vez a la semana”, comentó Aurora Uribe Velásquez, presidenta de la Junta de Acción Comunal, JAC, de Bellavista.

No hay agua

De acuerdo con la líder de la JAC, además de tener que pagar cada mes un servicio que poco usan, semanalmente tienen que comprar agua a carrotanques por un monto $120 mil,  esto pese a que la mayoría de las familias que conforman este sector son de escasos recursos, por lo que muchas veces se tienen que privar de obtener el preciado líquido.

Trabajos sin terminar

Otra de las falencias que incomodan a los habitantes es el trabajo inconcluso de un proyecto de renovación de las redes eléctricas, el cual fue presentado hace nueve años por la misma comunidad al entonces presidente Álvaro Uribe una visita a Santa Marta y que fue aprobado por el Ministerio de Minas durante la  gestión de Carlos Caicedo.

Para la continuación de dicho proyecto, la administración Caicedo se comprometió a normalizar las redes eléctricas, cambiar la postería y transformadores de energía, pero los vecinos no entienden por qué suspendieron esas labores.

Similar es la historia con el alcantarillado, otro proyecto que no se ha concluido, razón por la cual se ven correr las aguas negras por el frente de las casas.

El vicepresidente de la JAC de La Paz, José Lara Palomino, comentó a EL INFORMADOR que la Gobernación del Magdalena decidió hacer una adición del alcantarillado, para pegarlo al tubo madre y que las aguas negras terminaran en la red de manejo de aguas residuales de la ciudad.

Este trayecto del manejo de las aguas negras también quedó por terminarse, lo que ha generado que en épocas de lluvias los manholes, que fueron construidos al tiempo con la Ruta del Sol, se rebosen con agua de excremento.

Sin megacolegio

Bajo la administración de Juan Pablo Díaz Granados se inició la construcción de un megacolegio, pero su culminación aún está por verse.  Sgún los líderes de la JAC, la estructura está en un 80 por ciento, ya que nunca finalizaron las obras de aulas de clase, encerramiento total del plantel educativo, zonas deportivas, parques y el jardín social.  

Algunos habitantes del barrio comentan que todo esto se debe a una disminución de fuerza entre los líderes y presidentes comunales porque hubo una división entre ellos, quienes por años anteriores habían conseguido más de lo que tienen ahora. “Hace seis años ya tendríamos parte de las necesidades que hoy nos aqueja como el jardín social, alcantarillado, el centro de salud, zonas deportivas, entre otras”, detalló Uribe. 

La terminación del megacolegio quedó inconclusa, sin espacios deportivos y aulas de clase. Según los líderes de la JAC, la estructura está en un 80 por ciento.
La terminación del megacolegio quedó inconclusa, sin espacios deportivos y aulas de clase. Según los líderes de la JAC, la estructura está en un 80 por ciento.
El deterioro de los servicios públicos del sector Bellavista se evidencia en las calles destapadas y las aguas negras frente a las viviendas.
El deterioro de los servicios públicos del sector Bellavista se evidencia en las calles destapadas y las aguas negras frente a las viviendas.
El deterioro de los servicios públicos del sector Bellavista se evidencia en las calles destapadas y las aguas negras frente a las viviendas.
El deterioro de los servicios públicos del sector Bellavista se evidencia en las calles destapadas y las aguas negras frente a las viviendas.
Previous Next Play Pause

Más Noticias de esta sección

Publicidad