Parque de Pescaíto sufre las consecuencias del vandalismo

Fotos: Édgar Fuentes. EL INFORMADOR

Distrito
Tamaño Letra
  • Font Size

A punto de completar un año y seis meses de inaugurado, este es el panorama que se aprecia en el parque de Pescaíto: toboganes rotos, juegos infantiles de resortes destruidos y atracciones despedazadas.

El escenario recreativo padece el resultado de los actos vandálicos ocasionados por personas con poca cultura ciudadana. Las cuerdas del juego de barco pirata se encuentran rasgadas. Sobre ese atractivo se suben más de 12 niños y jóvenes, cuando el máximo permitido debía ser al menos de 6.
En reiteradas ocasiones, EL INFORMADOR publicó las denuncias de la comunidad afectada, sin embargo, no se tomaron las medidas correctivas y hoy el lugar se encuentra en detrimento.

“No pisar el jardín”, “¿cuál jardín? Se preguntan los moradores, “si los espacios destinados para ser zonas verdes se encuentran desiertos”.  

El lugar fue inaugurado el 25 de octubre del 2016 y después de casi 18 meses transcurridos, es uno de los más deteriorados de la red de parques del Distrito. 3.500 habitantes aproximadamente se preveía que serían beneficiados con esta obra que posee juegos geriátricos y biosaludables.

René Atencio Martínez, habitante de Pescaíto dice que “mucha gente se escuda con el barrio, pero los vándalos son personas que vienen de otro lado, como San Jorge, Nacho Vives y Villa Tabla”.

 

Por su parte, Javier Ponzón, pescaitero, manifiesta que “la solución es que la Policía visite más el sector. A los jóvenes de ahora no se les puede llamar la atención porque si no te sacan una navaja, salen con groserías”, concluye.

Por: César Barrera
Redacción digital EL INFORMADOR

Más Noticias de esta sección

Publicidad