“Lo social será prioridad en mi gobierno”: Aristides

"Estoy aquí como el candidato de El Verdadero Cambio que quieren los samarios y soy una persona temerosa de Dios", aseguró el 'Man del agua'

Política
Tamaño Letra
  • Font Size
Aseguró que con la ayuda de Dios y todos sus seguidores, este domingo 27 de octubre, será elegido como el alcalde de El Verdadero Cambio.

El desafío de un buen alcalde es ser un administrador eficiente de los recursos públicos y garantizar la ejecución de lo plasmado en su programa de gobierno. Y en ese orden de ideas lo social será la prioridad en mi mandato. Así lo ratificó Aristides Herrera Posada, conocido popularmente como ‘El man del agua’, en una reunión con lideresas que se cumplió en el conjunto residencial Canarias.

A la concurrida reunión que fue convocada por la líder Diana Echeona asistió también Luz Aurora Uribe, candidata al Concejo de Santa Marta por el partido de la U. Fue un encuentro humano, casi que familiar, en donde primeramente se hizo una oración de agradecimiento al Creador por tantas bendiciones recibidas y porque llegó el momento de la victoria a los justos con Aristides Herrera Posada en la Alcaldía; Luis Miguel Cotes en la Gobernación y Luz Aurora Uribe en el Concejo.

"Estoy aquí como el candidato de El Verdadero Cambio que quieren los samarios. Soy una persona temerosa de Dios y gracias a su misericordia sigo perseverando. El tiempo nos ha dado la razón respecto a que el río Guachaca es una solución a la falta de agua. Sí tenemos agua, pero lo que los samarios no hemos tenido es un alcalde con voluntad para traerla", indicó.
Fue categórico al afirmar que lo social no solo es resolver la falta de agua sino también aprovechar lo que Dios nos ha regalado como los parques naturales, las playas, los paisajes y la Sierra Nevada para hacer de Santa Marta un destino turístico de talla internacional.

A su turno Luz Aurora Uribe agradeció a todos los asistentes a la reunión y los exhortó a seguir orando por Santa Marta, para que el debate electoral del próximo domingo sea una gran fiesta de la democracia en donde prevalezca el voto útil con el cual se garantizará el renacer de la esperanza y un mejor desarrollo social de las comunidades más olvidadas.