Advierten que campaña de Iván Duque fue financiada en un 67% por el grupo Aval

Política
Tamaño Letra
  • Font Size

Horas antes de la elección del fiscal ad hoc que asume el caso Odebrecht, Camilo Enciso exsecretario de Transparencia de Juan Manuel Santos, aseguró que el presidente Iván Duque tenía un "conflicto de intereses" por entregar la terna.

 

Camilo Enciso hizo llegar a la Corte Suprema de Justicia el documento de dos páginas que señala que Duque "declaró haber financiado parcialmente la primera y segunda de sus campañas a través de préstamos del Banco de Bogotá".

Según Enciso, en la campaña presidencial de Duque para la primera vuelta, obtuvo dos créditos por un valor superior a los 9.709 millones de pesos, es decir, el 58.75% del total de los ingresos de la campaña.

Enciso dijo que, en la segunda vuelta, Duque obtuvo un tercer crédito por 5.500 millones de pesos. "Así las cosas, los créditos concedidos por el Banco de Bogotá a la campaña, ascienden a los 15.209 millones de pesos, correspondiente al 66.92% del total de ingresos a la campaña presidencial".

En la misiva, Enciso explicó que el Banco de Bogotá hace parte del grupo Aval, grupo empresarial vinculado con Corficolombiana, socia minoritaria de la Concesionaria Ruta del Sol II, misma entidad que ha estado involucrada en escándalos de corrupción con la firma Odebrecht.

En ese sentido, lo que le parece irregular a Enciso es que el presidente haya ternado a tres personas para la figura de fiscal general ad hoc, sabiendo que tiene relación con tales créditos concedidos tiempo atrás. Por lo que en el documento dice textualmente: "tú me prestas y yo nomino a quien te investiga... no para que investigue el préstamo en sí, sino para que investigue los casos de corrupción en los que las empresas o vehículos de inversión de tu grupo se han visto involucrados".

A esto se suma que, a juicio de Enciso, la terna presentada por Duque está "claramente diseñada" a no cumplir con la labor que se le encomendará debido a que los postulados son profesionales en derecho civil, administrativo y laboral, por lo que no cuentan con ninguna experiencia en acciones penales, que es donde se concentra el foco de la investigación por ser casos de corrupción.

"El fiscal ad hoc se estrenará en el mundo del derecho penal, enfrentándose con abogados defensores curtidos a lo largo de varias décadas de experiencia profesional en la bancada y estrados judiciales", dice el documento.

Sumado a ello, Enciso aseguró que la terna tampoco es viable debido a que una de las postuladas es la secretaria jurídica de la Casa de Nariño, es decir, es subalterna del presidente. "Esto pone en riesgo el principio de división de poderes y la imparcialidad".

Bajo estos argumentos, Enciso lo que pretende demostrar es que la Corte Suprema de Justicia debe considerar que la terna es inviable nuevamente, pues en días pasados ya se había pronunciado bajo unos argumentos similares, esa vez, cuando estaba la magistrada Margarita Cabello como una de las ternadas.