La crisis venezolana centra el último debate de las elecciones colombianas

Política
Tamaño Letra
  • Font Size

Bogotá, 25 may (EFE).- Los candidatos a la Presidencia de Colombia expusieron hoy sus planes de Gobierno en el último debate televisado de la contienda, en el que la crisis de Venezuela y su incidencia en el país abarcó parte de la discusión a menos de 36 horas para que se abran las urnas el domingo.

Los cinco aspirante coincidieron en que el país no puede quedarse de brazos cruzados frente a la situación de Venezuela, porque además de compartir una frontera de 2.219 kilómetros, cerca de cinco millones de colombianos emigraron a esa nación desde la década de los años 70.

El candidato que ha mostrado la posición más radical con respecto a este tema es el uribista Iván Duque, que lidera todas las encuestas de intención de voto y cuyo partido, el Centro Democrático, alimenta el miedo al "castrochavismo".

Aseguró que lo que Venezuela necesita es que el mundo acorrale la "dictadura" de Nicolás Maduro a través de todos los "canales diplomáticos y los mecanismos de sanción".

Enfatizó que pese a todo, jamás permitirá que se haga desde Colombia "una intervención militar" porque cree "que esa no es la solución que necesita Venezuela".

En su opinión lo que necesita el país vecino "es empoderar esa ciudadanía para que no siga siendo reprimida".

Para Sergio Fajardo, de la Coalición Colombia de centroizquierda, lo fundamental es denunciar lo que considera "la dictadura del siglo XXI, encabezada por Maduro".

"Al mismo tiempo nosotros tenemos que atender de manera solidaria a un gran número de venezolanos que están regresando a nuestro territorio, muchos de ellos con raíces colombianas", manifestó el aspirante de la Coalición Colombia.

El exvicepresidente Germán Vargas Lleras, del movimiento Mejor Vargas Lleras, dijo por su parte que el país está enfrentando "problemas de seguridad" porque en Venezuela le han "brindado protección" a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y "a parte de su cúpula".

Consideró necesario crear una "guardia fronteriza" y "apelar a los organismo internacionales para eventualmente brindarle una solución" al problema de Venezuela que registra un éxodo de su población nunca antes visto.

Para Humberto de la Calle, del Partido Liberal y quinto en las encuestas, el "castrochavismo" es un fantasma inventado por el fanatismo.

"Aquí nos aterrorizan con que vamos por el camino de Venezuela, y sí lo seguimos, nos vamos es por el rumbo del miedo que infundan los caminos de los extremos", señaló.

El candidato del movimiento de izquierdas Colombia Humana, Gustavo Petro, al que se vincula con Venezuela por su amistad con el fallecido presidente Hugo Chávez, afirmó que el país debe hacer un esfuerzo para lograr unas elecciones "libres" y "pluralistas" en el país vecino.

"Eso implica un proceso de largo aliento, profundo, y no solamente de Colombia, sino de varios países en América", apostilló el exalcalde de Bogotá.

De otro lado, los candidatos abordaron el tema del crecimiento de la economía.

Allí coincidieron en que si llegan a ser el sucesor de Juan Manuel Santos, la economía debe crecer impulsada por las pequeñas y medianas empresas, el campo, reducir las cargas tributarias y generar empleo formal.

La economía colombiana creció el año pasado un 1,8 % y en el primer trimestre de este año se expandió el 2,2 %, un ritmo que está por debajo de su capacidad real, pues en 2014 logró un 4,4 %.

Sin embargo, no abordaron el tema de la reforma al sistema de pensiones, que en el caso de Colombia, como en muchos países, tiene un enorme déficit.

Duque enfatizó en lo primero que se necesita para que la economía crezca es la formalización laboral, eliminar gastos innecesarios en el Estado y un vuelco que permita reducir la evasión para bajarle la carga tributaria a las empresas.

Fajardo se comprometió a recuperar la confianza de la ciudadanía, a no hacer una reforma tributaria y a ser un abanderado para enfrentar la evasión y que parte del dinero recuperado se invierta en cultura y educación.

Para Petro el crecimiento de la economía debe basarse en la justicia social, el crecimiento de la clase media y que por eso quienes tienen más, deben pagar mayores impuestos.

La propuesta de crecimiento de De la Calle se cimenta en que bajará la carga tributaria a las empresas y aumentará progresivamente la de los más ricos.

Mientras tanto, Vargas Lleras indicó que para que la economía crezca el país debe recuperar su competitividad y hay que tener reglas en materia fiscal, como Estados Unidos y Europa.

"Vamos a eliminar el impuesto al patrimonio y a bajar el impuesto de renta al 30 %, que en los sectores agrícola y turismo será de 10 % para hacerlos competitivos", dijo.

La nota particular del debate estuvo a cargo de De la Calle, que les regaló a los otros aspirantes una camiseta de la selección colombiana de fútbol como un mensaje de unión "contra la indiferencia" y para convocar a la ciudadanía a votar el domingo. EFE