Magdalena, tierra de riquezas

Palma, banano y café lideran el empuje económico

Especiales 60 años
Tamaño Letra
  • Font Size
A lo largo de la historia, los gremios pilares del desarrollo económico se han enfrentado a diferentes obstáculos, siempre saliendo adelante para empujar al departamento y su gente.

Por: Víctor Peñaloza
Redacción EL INFORMADOR

Al transitar por el departamento del Magdalena no hace falta detenerse para conocer sus riquezas. A orillas de las carreteras se pueden observar las siembras de palma, banano y su ganado. Solo el café es poco visual, porque está en la Sierra Nevada de Santa Marta.

El Magdalena está situado en el norte del país. Cuenta con una superficie de 23.188 kilómetros, lo que representa 2.0% del territorio nacional. En esa tierra los productores que le apuestan a la región han tenido que levantarse ante los distintos obstáculos que a lo largo de la historia se han presentado.

Reiteradas inundaciones, el fenómeno La Niña y el conflicto armado, son solo algunas de las dificultades a las que han tenido que enfrentarse esas personas que con esfuerzo y sacrificio han puesto el ‘pecho’ para sacar adelante al departamento.

Y es que estos cultivos significan mucho para el desarrollo del Magdalena, a través de estas fuentes de empleo una gran cantidad de magdalenenses han logrado conquistar sus sueños y el de sus familiares.

Así como corren los distintos ríos por el departamento, así se mueven esas personas o empresas que le apuestan al Magdalena, para que se caracterice en el país como uno de los más ricos en el sector bananero y palmero. 

 El Magdalena es sinónimo de banano

El banano representa la idiosincrasia del magdalenense, son pocos los habitantes que dirán que nunca han desayunado con mote o cayeye.
El presidente de la Asociación de Bananeros del Magdalena y La Guajira, Asbama, José Francisco Zúñiga Cotes, señala que entre estos dos departamentos hay 15 mil hectáreas de fruta sembradas.“De esas hectáreas, hay dos mil en La Guajira y el resto en el Magdalena. En La Guajira el banano es el de tipo orgánico, mientras que en el Magdalena es el Cavendish”, precisa.

El presidente de Asbama indica que las hectáreas de banano sembrado en el departamento se concentran en los municipios de Zona Bananera, El Retén y Ciénaga.

“La mayoría de esta fruta se exporta, es la tercera de exportación en el ámbito nacional después del café y las flores”, detalló.
El año pasado Colombia exportó mil 733 toneladas de banano, representando 849 millones de dólares, cifra que en el Magdalena aportó la suma de 280 millones en moneda estadounidense.

En 2017 por el puerto de Santa Marta se exportaron cerca de 28 mil 500 contenedores, lo que representó un aumento de cuatro mil contenedores con respecto a 2016.

La fruta del Magdalena es exportada en su mayoría a Bélgica, Estados Unidos, Alemania y Holanda. “Se calcula que 85 por ciento del banano producido se queda en Europa”, afirma Zúñiga Cotes.

Este cultivo genera en el departamento 50 mil empleos directos y cerca de 12 mil de forma indirecta.
El presidente de Asbama señala que una de las limitantes para seguir expandiendo la frontera de la producción en el Magdalena es la falta de agua.
“Los distritos de riego no están llegando y la disponibilidad no es suficiente para los nuevos cultivos”.

Las cosechas del café de la Sierra

Los cafeteros del departamento en años anteriores vivieron momentos difíciles por el bajo precio del grano, sin embargo, estos se recuperaron y hoy existe una estabilidad en el gremio. En las temporadas 2016-2017 y 2017-2018, la cosecha fue de 13 millones de sacos, logrando llegar en los dos años a los 26 millones.

La cosecha del café sembrado en la Sierra Nevada de Santa Marta en la temporada 2016-2017 fue de 13 millones de pergamino seco vendido. El 90% fue exportado y el 10% consumido por los colombianos.

La familia del café magdalenense señala que esa fue la mejor temporada en los últimos cinco años. La clave para obtener ese resultado se basó en tres aspectos muy importantes: buena producción, calidad y precio.

Sin embargo, esa misma cosecha se igualó en la temporada 2017-2018. Las últimas dos superan en 10% a la de 2015-2016. La cantidad de kilos que dejó la cosecha cafetera en el último año es de una producción económica por encima de los 80 mil millones de pesos.

En el departamento se siembran alrededor de 20 mil hectáreas, siendo el municipio de Ciénaga el mayor productor en el Magdalena con 50 por ciento, seguido por Santa Marta, 25 por ciento; Fundación, 15 por ciento; y Aracataca, 5 por ciento.

El periodo de cosecha en los municipios de Fundación y Aracataca se da entre octubre y noviembre, mientras que en Santa Marta y Ciénaga este proceso se registra en diciembre y enero.

Otro de los puntos sobresalientes para que el Magdalena pueda competir en productividad con otros sectores cafeteros del departamento es su variedad y café especial.

El Comité de Cafeteros del Magdalena, a través de la Federación Nacional de Cafeteros, ha logrado alcanzar créditos importantes provenientes del Gobierno Nacional para la renovación de las variedades del grano.

“Estos créditos nos han ayudado a que el caficultor cambie esos cafetales viejos, de variedades susceptibles, a la roya de cafetos por variedades nuevas, de plantas más bajas, esto hace que haya espacio para sembrar más plantas en la misma cantidad de hectáreas”, expresó en una oportunidad a este medio el director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Magdalena, Edgar Ramírez.

Las variedades del café son producidas por el Centro de Investigación Cafetero mediante cruces, lo que la da unas características agronómicas y de resistencia ante las plagas.

El café cultivado en la Sierra Nevada tiene un plus que marca diferencia con otras regiones, su valor puede alcanzar los 9 mil pesos por kilo, mientras que los otros cafés rodean los 5.500.

En octubre comenzará la recolecta de una nueva cosecha para el departamento en la cual trabajan cerca de unos cinco mil jornales.
El café de la Sierra Nevada ya se ha ganado un puesto en el mercado mundial y esto ha generado que el Magdalena también cuente con otro producto para su fortalecimiento económico y puerta de oportunidades para sus habitantes.

La palma sigue ganando terreno en el departamento

Colombia es el cuarto productor de palma de aceite en el mundo y el primero de América Latina.
Colombia es el cuarto productor de palma de aceite en el mundo y el primero de América Latina.

 

Al Magdalena silenciosamente llegó un producto que de manera muy rápida superó en hectáreas sembradas a uno tradicional como lo es el banano: la palma. En la actualidad hay 47 mil hectáreas sembradas en el departamento.

La palmicultura simboliza  el 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del sector agrario en el departamento. Con sus 47 mil hectáreas, representa aproximadamente 13,5 por ciento  del área total sembrada en palma de aceite en Colombia, que hoy está cercana a las 500 mil hectáreas.

En lo referente a 2017, la producción del Magdalena fue de 206.325 toneladas de aceite de palma; esta cifra representa 52 por ciento de la producción de la zona norte colombiana, que fue de 393.539 toneladas.

En lo concerniente al procesamiento, el departamento alcanzó la cifra de 1.128.884 toneladas, lo que genera el 51% del total producido en la zona norte.

Estos números demuestran el avance y el mantenimiento de este sector en el departamento, tomando en cuenta que en 2013 la producción de la zona ascendió a 173.595 toneladas de aceite de palma crudo y 953.279 de fruto, participando con un 16.7 % de la producción nacional de cada uno de estos segmentos.

En lo que tiene que ver con el tema de exportación, al mes de junio por el puerto de Santa Marta se han exportado 182 mil 671 toneladas.

La palma genera en el departamento cerca de 17 mil empleos directos e indirectos, mientras que para el 2013 generó 14.220.

Raúl García, presidente de Biocosta, señala que la palma en el Magdalena ha sido un instrumento de desarrollo, que comenzó a consolidarse desde 2002. Hoy el sector es uno de los más fuertes para el desarrollo de la economía en el departamento.

Colombia es el cuarto productor de palma de aceite en el mundo y el primero de América Latina, y tiene 512.000 hectáreas sembradas distribuidas en 21 de los 32 departamentos del país, aunque cuenta con un potencial de 23 millones de hectáreas aptas para cultivar.

El Dato

Las palmas generan en el departamento cerca de 17 mil empleos directos e indirectos.

La cifra

512.000 hectáreas sembradas de palma tiene Colombia, distribuidas en 21 de los 32 departamentos.

Más Noticias de esta sección

Publicidad