“Nuestro gran reto como ciudad-región es poder articularnos”

Alfonso Lastra Fuscaldo, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena.

Especiales 60 años
Tamaño Letra
  • Font Size
El representante del empresariado en el Magdalena asegura que el trabajo en conjunto entre las diferentes instancias de gobierno, nacional, departamental y local, es fundamental para alcanzar la materialización de los diferentes proyectos y obras que urgen en la ciudad y el departamento.

Por: Daniela A. García G.
Redacción EL INFORMADOR
Fotos: Edgar Fuentes

Tras sus primeros cien días al frente de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena, CCSM, Alfonso Lastra Fuscaldo, presidente ejecutivo, se siente satisfecho con el trabajo realizado hasta ahora, pero sobre todo comprometido por todo lo que falta por hacer, aunque prefiere que sean la junta directiva y los empresarios los que califiquen su gestión.

En poco más de tres meses, sus acciones se han centrado en la planificación de los procesos internos de la organización y en la articulación de la cámara con los representantes de diferentes entidades, instancias de gobierno e instituciones.

Desde el 30 de enero, cuando asumió formalmente la presidencia de la CCSM, se ha reunido con el propio presidente de la República, Iván Duque; con el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón; con el viceministro del Agua, José Luis Acero; con representantes de la Gobernación del Magdalena y la Alcaldía de Santa Marta, entre otros, para hablar sobre los temas fundamentales para la ciudad y la región.

Lastra Fuscaldo asegura que el trabajo en conjunto entre las diferentes instancias de gobierno, nacional, departamental y local; así como entre las distintas organizaciones y actores de la sociedad; es imprescindible para lograr la materialización de los diferentes proyectos y obras que se requieren para impulsar el desarrollo en el distrito y el departamento.
“Nuestro gran reto como ciudad-región es poder articularnos”, afirma el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena.

Trayectoria

Alfonso Lastra Fuscaldo fue elegido por unanimidad como presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena hasta el año 2022.

En su ejercicio profesional ha desempeñado distintos cargos dentro de la organización. En 1997 se vinculó como Abogado de Registro, en 2002 asumió la Dirección del Área Jurídica, desde 2016 venía desempeñándose como Director General de la organización, hasta que en 2018 llegó a la Presidencia Ejecutiva como interino y en 2019 fue ratificado.
Desde sus distintas posiciones, lideró programas tendientes a disminuir la informalidad y generar condiciones favorables para la atracción de la inversión.

Lastra Fuscaldo es abogado de la Universidad del Norte, especialista en Derecho Comercial y Finanzas, magister en Administración de Negocios y candidato a magister en Derecho.
Adicionalmente, ha ejercido como catedrático de las universidades del Magdalena, la Sergio Arboleda y la Cooperativa de Colombia.

Cuando asumió la presidencia ejecutiva de la CCSM manifestó su interés en abordar dos temas fundamentales para la ciudad: el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, y la problemática de servicios públicos, principalmente el agua.

EL INFORMADOR (EI): ¿Qué balance hace de su gestión en estos primeros cien días?
Alfonso Lastra Fuscaldo (ALF): “En estos primeros cien días hemos conjugado las actividades de planeación de la Cámara de Comercio, con las de articulación con los actores con los que la organización tiene que relacionarse”.

EI: ¿En qué se ha centrado la planeación?

ALF: “Estamos en un ejercicio de retrospección sobre lo que hemos hecho al interior de la cámara, analizando aquellos aspectos en los cuales la entidad debe fortalecer sus acciones. Por ejemplo, queremos tener muy claras las necesidades del empresario, para eso la cámara debe fortalecer su equipo de investigaciones económicas, de inteligencia competitiva, para poder tener una información real y de calidad, para identificar los sectores relevantes y los núcleos en los cuales podemos intervenir”.

EI: ¿Y la articulación?

ALF: “Hemos estado articulándonos con el Gobierno nacional, con el departamental y con el distrital; así como con diferentes agremiaciones y asociaciones de las cuales la cámara es alidada, como Santa Marta Vital, el Comité Intergremial del Magdalena, Invest In Santa Marta, Santa Marta Cómo Vamos, en las que además la cámara de comercio ha participado en su formación y desarrollo. Esta entidad representa a un sector económico, transversalmente al comercio, por lo que es importante conectarlo con actores relevantes del departamento y de la ciudad”.
“En el caso del Gobierno nacional, hemos estado definiendo cuáles son los programas que ofrece y en los cuales la Cámara de Comercio debe participar. Hemos explorado muchos y muchos otros ya vienen en ejecución, como Empréndelo y Alianzas para la Innovación. También empezamos a desarrollar un programa que se deriva de un proyecto que se denomina InnovaLab, con el que se busca innovar dentro del sector turismo para poder volverlo competitivo, identificando cuáles son las reales necesidades y qué productos se pueden desarrollar”.

EI: ¿Cómo ha sido el proceso de articulación con los gobiernos departamental y distrital, considerando las divisiones políticas que

existen entre ambos?

ALF: “Independientemente de quiénes estén en el gobierno, las Cámaras de Comercio deben trabajar con las instituciones, esa es una premisa que nosotros tenemos y es nuestro gran reto. Cuando empezamos nuestra gestión logramos celebrar un acuerdo con el Distrito de Santa Marta para la implementación de la ventanilla única empresarial, que este momento está en ejecución.

Estamos desarrollando una iniciativa que apunta directamente a fomentar y promover la inversión en la ciudad, facilitando la realización de negocios y la creación de empresas. Esa es una iniciativa impulsada por el Gobierno nacional, basado en indicadores mundiales, como el Doing Bussines –Haciendo Negocios-, que mide precisamente la capacidad para abrir empresas en las diferentes ciudades del mundo”.

EI: ¿Cómo está Santa Marta en ese índice?

ALF: “En las últimas mediciones Santa Marta ha estado muy mal calificada, pasamos del puesto 6 al 23. Por eso hay que remontar. Logramos una articulación con el distrito, gracias a la cual la ventanilla única está en ejecución. En este momento estamos desarrollando una web service –página de servicios- entre las dos instituciones, para poder conectarnos y que el distrito reciba información de primera mano de las empresas que se están creando, ese será una gran avance, porque las empresas no tendrán que ir a la alcaldía a hacer trámites”.

EI: ¿Cómo ha sido el trabajo con el departamento?

ALF: “Con el departamento también hemos tenido acercamientos, principalmente con la Secretaría de Desarrollo Económico. Hemos participado activamente en la gestión de recursos para proyectos productivos piscícolas. Hemos propiciado un acercamiento con el Fondo Británico para lograr conseguir unos recursos para que emprendimientos que se iniciaron en el departamento, y que han tenido dificultades, puedan financiarse. Estamos impulsando y tratando de sacar adelante el Centro del Valor Agregado del Departamento del Magdalena, que es una gran propuesta para generar valor agregado para los productos que se producen en el departamento”.

EI: ¿Cómo ha hecho el sector empresarial en Santa Marta para poder planificar si aún no está listo el nuevo POT?

ALF: “Es muy difícil hacerlo. Se debe tener una carta de navegación, una visión de ciudad, un plan de territorio a futuro. Al no tener una carta de navegación, estamos a la deriva. Este ha sido un proceso difícil, el Plan de Ordenamiento Territorial lleva más de siete años en construcción y no ha podido consolidarse; y ante la coyuntura actual de la administración se ha hecho más difícil. Hemos revisado el tema, le hemos hecho seguimiento, hemos estado en Corpamag preguntando sobre el mismo y nos han informado que todavía hay observaciones. ¿Por qué es tan importante la Cámara de Comercio? Porque genera unos espacios de socialización si así lo requieren los entes territoriales, con una participación incluyente de los sectores productivos, que son actores relevantes del territorio”.

“No se puede adelantar un Plan de Ordenamiento Territorial sin el consenso, la anuencia y la participación activa de los actores gremiales y los sectores productivos que representan a los empresarios. Hay que definir cuáles son los sectores en los que se puede ejecutar, cuál debe ser la vocación del territorio y cómo se conecta el territorio con las iniciativas regionales y nacionales. Eso es determinante para el desarrollo de la ciudad”.

EI: ¿El empresariado no ha sido tomado en cuenta en el proceso de elaboración del POT?

ALF: “Desde el Comité Intergremial ha habido quejas reiteradas de que ha habido poca socialización. Estamos muy expectantes a esa situación. Nuestra gestión se ha empeñado en tratar de conocer el POT. Pasamos un Derecho de Petición a la Secretaría de Planeación, pero nos dijeron que el mismo está en estudio en Corpamag y eso ha dificultado su conocimiento. Nuestra postura será la de insistir”.

EI: ¿Cuál es la postura de la Cámara de Comercio frente al problema de la escasez de agua en Santa Marta?

ALF: “Hemos hecho un ejercicio de análisis sobre el tema del agua y tenemos muy bien identificada la problemática. Sabemos cuáles son las iniciativas que en este momento se están ventilando. Hay cosas que nosotros hemos analizado, apoyados en expertos y personas que conocen el tema. Con un trabajo de planificación, y un proceso de articulación con el Gobierno nacional, se pueden conseguir resultados a pesar de que no llueva. Eso se puede conseguir con acciones elementales, como por ejemplo reduciendo las pérdidas, que actualmente son altas. Tenemos unas cifras del Viceministerio del Agua, pero también se las hemos solicitado a la Essmar –Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta-.

Queremos saber cuáles son las pérdidas que en este momento se presentan en la ciudad por la obsolescencia de las tuberías y por las fugas por otros factores, porque si corregimos esa situación tendríamos al menos 50 por ciento más de agua de la que tenemos actualmente. Situaciones como esas deberían tener prioridad”.

“También tenemos conocimiento de las famosas medidas a corto plazo, que las hemos escuchado recientemente con la visita del ministro de Vivienda y el viceministro del Agua, entre las que están el fortalecimiento de la planta El Roble, la construcción de una nueva planta en El Curval y el acondicionamiento de la planta del río Piedras. Adicionalmente se ha hablado del tema de la desalinización. Hay unas soluciones parciales…”

EI: Pero no parece haber precisión al respecto…

ALF: “Hay dispersión porque no hay una información clara. Nosotros enviamos un Derecho de Petición a la Essmar, con el que solicitamos información sobre el avance de cada uno de esos proyectos para ver en qué estado están y cuando estarán listos, porque si ya tenemos los proyectos podemos ir haciendo las inversiones, pero sin proyectos no podemos hacer nada. No podemos pasar toda la vida haciendo propuestas sin proyectos. El Estado para que funcione debe contar con proyectos, estos a su vez deben consolidarse para buscar los recursos y hacer las inversiones. Es importante que se sepa que estos proyectos deben hacerse con recursos propios del distrito”.

EI: ¿Cuál sería el apoyo del Gobierno nacional en el tema del agua?

“Tenemos un acompañamiento del Gobierno nacional, pero es un acompañamiento técnico, de cómo se deben hacer los proyectos, pero los recursos no serán del Gobierno nacional. Los recursos del Gobierno nacional solo vendrán si se piensa en un acueducto regional. Un acueducto regional solo será posible a través de un proceso de concertación, que conlleve a conversar con otros municipios y con el departamento. Hay que sumar al departamento para una solución definitiva al problema del agua, así como al Gobierno nacional. Con todo el mundo poniendo es micho más fácil lograrlo”.

EI: Pero aún no hay claridad sobre cuál sería la solución…

ALF: “Eso aún hay que definirlo. Todos sabemos que hay un estudio de la Universidad de los Andes, pero también que hay unas medidas cautelares que impiden captar el agua del río Magdalena. Hay que buscar otras fuentes de abastecimiento, ese es el reto que tenemos como ciudad-región. Nuestro reto como ciudad-región es poder articularnos, si no nos articulamos difícilmente podremos avanzar”.

EI: Además del POT y de la solución al problema de la falta de agua, ¿qué otros planes u obras urgen en el distrito?

ALF: “La ampliación de la pista del aeropuerto Simón Bolívar o la construcción de una nueva terminal aérea. Si queremos ser un territorio competitivo, que realmente sea potencial mundial, tenemos que atender ese tema. Si por circunstancias ajenas a la voluntad de las autoridades existen complicaciones para la ampliación de la pista en el Simón Bolívar, entonces hay que pensar en un nuevo aeropuerto”.

“Nosotros necesitamos una pista larga para que los aviones puedan aterrizar sin complicaciones. El gobierno nacional lo sabe, eso está incluido en el Plan Nacional de Desarrollo, en el Plan Plurianual de Inversiones. Es importante que se hagan las gestiones por parte de las distintas autoridades, los congresistas, los gobiernos locales y departamentales. Esa gestión debe empezar a dar sus frutos, debe definirse si es viable la ampliación o se requiere un nuevo aeropuerto, después que haya un proyecto seguramente vendrán los recursos. Las obras se hacen es con voluntad”.

EI: ¿Y qué obras urgen en el departamento?

ALF: “Tenemos que volvernos competitivos. Para volvernos competitivos necesariamente tenemos que mejorar la conectividad con el centro del país, por eso urge la ampliación de la ruta Bosconia - Ciénaga, ampliación que está pendiente y que todavía tiene líos judiciales. La vía férrea también es muy importante para la conectividad con el país, una vía férrea que permita el transporte de cargas y, por qué no, de pasajeros del centro del país hacia Santa Marta, eso nos pondría en un punto muy alto en la escala del orden nacional”.

“También tenemos que conectar a nuestros municipios. En la despensa natural que tiene el departamento del Magdalena de diversos productos, y el fortalecimiento de los mismos, es algo en que nosotros como territorio debemos pensar. Debemos buscar emprendimientos sólidos, que realmente aporten al PIB del departamento. Tenemos sectores consolidados que son la palma, el banano y el café, pero necesitamos darle fortaleza a ciertos sectores que hemos estado explorando, como el ovino-caprino”. 

“Tenemos que pensar en la ampliación de la pista del aeropuerto Simón Bolívar o la construcción de una nueva terminal aérea”, Alfonso Lastra Fuscaldo, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena.

“Los recursos del Gobierno nacional para atender el problema del agua, solo vendrán si se piensa en un acueducto regional. Un acueducto regional solo será posible a través de un proceso de concertación”, Alfonso Lastra Fuscaldo, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Santa Marta para el Magdalena.

Próximos Eventos

Publicidad