Ad portas de la Semana Santa y El Rodadero es un “despelote”

Este año el desafío es mayor ante la vinculación de migrantes venezolanos a actividades ilegales en playas y sitios de interés del turista.

Zona Crítica
Tamaño Letra
  • Font Size
Una gran afluencia de visitantes y bañistas tuvo este fin de semana el balneario turístico de Santa Marta y que genera un gran impacto a la economía de la ciudad.

Ante un aparente reporte positivo sobre la gran afluencia de visitantes en el balneario turístico de El Rodadero por parte del gerente de la promotora ProRodadero, Iván Calderón, el panorama del pasado fin de semana evidenció un problema sobre el manejo de la informalidad y el espacio público.



En toda la bahía de El Rodadero había innumerables comerciantes ocupando el espacio público. Entre sillas, flotadores de todos los tamaños, vendedores de comida, bicicletas, entro otros elementos, contribuían a la invasión del espacio que debería corresponderle a los bañistas.



Dicha situación llega a perjudicar las finanzas del comercio que vive del turismo formal, pero además afecta la imagen de la ciudad por negocios que funcionan de manera irregular e incumplen con las normas que regulan las actividades turísticas.



Aunque el gerente de la promotora consideró que este puente festivo llenó todas las expectativas por el significativo número de bañistas que llegaron a la ciudad y quienes generaron una ocupación de los restaurantes, comercios a beneficio de la economía del sector, aún queda en el tintero los controles del sector comercial que aún falta por formalizarse.

Existe una problemática evidente ante los ojos de los samarios y es la ocupación del espacio público en el balneario turístico de El Rodadero.
Existe una problemática evidente ante los ojos de los samarios y es la ocupación del espacio público en el balneario turístico de El Rodadero.
La ocupación del espacio público y las ventas informales son otro dolor de cabeza para visitantes y residentes de El Rodadero.
La ocupación del espacio público y las ventas informales son otro dolor de cabeza para visitantes y residentes de El Rodadero.
La informalidad perjudica las finanzas del comercio que vive del turismo formal, pero además afecta la imagen de la ciudad.
La informalidad perjudica las finanzas del comercio que vive del turismo formal, pero además afecta la imagen de la ciudad.
En reportes anteriores, Shadia Olarte, directora del Instituto Distrital de Turismo, Indetur, puntualizó que, combatir la informalidad, en todas las temporadas de vacaciones es la principal tarea de las autoridades de turismo en Santa Marta.
En reportes anteriores, Shadia Olarte, directora del Instituto Distrital de Turismo, Indetur, puntualizó que, combatir la informalidad, en todas las temporadas de vacaciones es la principal tarea de las autoridades de turismo en Santa Marta.
Previous Next Play Pause
Publicidad