El Flamengo llega a Catar a la espera del Al Hilal, su próximo rival

El partido valido por la Semifinal del Mundial de Clubes, se disputará el próximo martes en Estadio Internacional Jalifa.

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
El próximo martes se disputará el partido entre ambas escuadras, a las 12:30 pm, en el Estadio Internacional Jalifa.(EFE).- El Flamengo, actual campeón de la Liga brasileña y de la Copa libertadores, llegó este sábado a Catar, donde aspira conseguir por segunda vez el título en el Mundial de Clubes de la FIFA.

Un entusiasta grupo de aficionados recibió a la entrada del hotel a los jugadores, al equipo técnico y a los directivos del club carioca, que tras casi 15 horas de vuelo arribó a Doha, la capital catarí.
Los más ovacionados fueron el portugués Jorge Jesús, técnico del "mengao" y el artillero Gabriel Barbosa "Gabigol".
Por el largo viaje, el entrenamiento previsto para este sábado fue cancelado, pero el equipo y parte del cuerpo técnico acompañaron en el estadio de Jassim Bin Hamad, el partido entre el Al Hilan saudí y el Espérance Sportive tunecino.
El Al Hilal, ganador del juego se enfrentará al Flamengo en la semifinal, el próximo martes 17 de diciembre.
En caso de ganar el próximo martes, el equipo rubro-negro jugará la final del día 21 con el vencedor de la otra semifinal.
En cuanto al rival del Flamengo, la visión de juego de Andre Carrillo y la capacidad de resolución de Gomis desequilibraron un duelo igualado y con escaso ritmo en muchas fases del partido. La irrupción en el campo del francés fue definitiva para el éxito del técnico Razvan Lucescu.
El Al Hilal dispusó de más ocasiones en la primera parte y el Espérance Sportive fue presa de sus propios errores y su desacierto en los metros finales. El Espérance ni siquiera aprovechó su superioridad en el tramo final. Cuando el conjunto saudí se quedó con un jugador menos por la expulsión, por doble amonestación de Mohammed Kanoo.
En el Palmarés del Flamengo ya consta un Mundial de Clubes, el que ganó en 1981 en Tokio, precisamente ante el Liverpool por 3-0, cuando el torneo era conocido como la Copa Intercontinental.
Después de 38 años, el "mengao", que compite en su condición de campeón de la Libertadores de 2019 tras vencer al River Plate argentino en la final de Lima, aspira conseguir un título más este año y coronarse nuevamente como mejor club del mundo. EFE
Publicidad