Tottenham sorprende al City y pasa a semifinales

El Tottenham enfrentará en las semifinales a la revelación Ajax de Holanda.

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Ahora en las semifinales del torneo, el conjunto de Mauricio Pochettino jugará ante la revelación del campeonato, el Ajax de Holanda.

Veinte minutos de locura, dos decisiones del VAR y un gol con el muslo de Fernando Llorente terminaron con el Tottenham Hotspur camino de las semifinales de la Liga de Campeones por encima del Manchester City, que ganó 4-3, pero cayó por el valor doble de los goles fuera de casa 4-4 en el global.

Un 4-3 en el Etihad Stadium que reflejó a dos equipos saliendo a tumba abierta, con miedo a perder, pero sin miedo a fallar y con las figuras de Raheem Sterling y Heung-min Son marcando diferencias, en un partido que acabó con el equipo del argentino Mauricio Pochettino en la semifinal de la 'Champions', en la que se medirá al Ajax de Amsterdam,

El control, la tranquilidad y el miedo dominó la ida. Atemorizó a jugadores, entrenadores y público. Cuando este miércoles sonó el 'Hey Jude' de los Beatles y ondearon los banderines al viento, algo hizo 'click' en la mente de los 22 protagonistas. Olvidaron lo que es el miedo, resetearon ese sentimiento de su existencia y jugaron como niños. Con errores, pasión y alejados de cualquier especulación que surge cuando las barbas tiñen las caras y la adolescencia da paso a la adultez.

Durante veinte minutos, el Etihad Stadium asistió a los instantes de fútbol más puro en años. Dos equipos que no pensaban en el marcador, que no se fijaban en lo hecho o en lo que quedaba por hacer. Jugaron, se equivocaron y se sucedió un torrente de goles.

Rose dejó solo a Bernardo Silva quien sacó un disparo que tocó en el lateral inglés y se coló junto a un ya vencido Lloris, colocando el empate a dos en el marcador.

Sterling solo tuvo que empujarla para anotar el 3-2. El City seguía fuera, pero estaba más dentro que nunca. Conscientes de esto, el partido se enfrío. No hacía falta más enajenación, quedaban muchos minutos por delante para sopesar qué hacer. Sissoko se lesionó y en su lugar entró Fernando Llorente, fijando a los centrales del City con una referencia arriba. Otra locura decisiva de Pochettino. El español tuvo una en los segundos 45 minutos, con un remate de cabeza picado que escupió Ederson.

La ocasión de Llorente llegó después de que Lloris salvase a los suyos con un par de paradas de mérito que no disolvían el hecho de que el City ya se estaba comiendo al Tottenham.
El Tottenham estará en semifinales y se jugará ir al Wanda Metropolitano el próximo 1 de junio ante el Ajax de Amsterdam. Algo improbable hace meses, pero posible gracias a la bendita locura.

Más Noticias de esta sección

Publicidad