Chile, un anfitrión que busca dejar atrás el fiasco del Sudamericano 2017

La selección chilena quiere respetar la casa y quedarse con el título del torneo.

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
La selección chilena de futbol quiere borrar el fracaso que sufrió en el campeonato de hace dos años.

(EFE).- La selección sub-20 de Chile ejercerá de anfitrión en el campeonato Sudamericano de la categoría con la esperanza de eliminar el mal sabor de boca que dejó la última edición del torneo, en 2017 en Ecuador, en la que fue colista de su grupo y no pudo ganar ningún partido.

Chile forma parte del grupo A junto a Colombia, Brasil, Bolivia y Venezuela, un grupo que el seleccionador chileno, Héctor Robles, considera especialmente difícil aunque no oculta que su objetivo es obtener uno de los cuatro cupos para el Mundial de la categoría a disputarse en mayo en Polonia.

Las últimas participaciones chilenas en el Sudamericano sub-20, sin embargo, no invitan al optimismo. En los torneos de 2015 y 2017, en Uruguay y Ecuador, respectivamente, Chile fue el último clasificado de su grupo.
El fútbol chileno fue especialmente decepcionante en Ecuador, ya con Héctor Robles en el banquillo. Chile se despidió del campeonato con un balance de dos empates y dos derrotas, y la certeza de que en las categorías inferiores no había recambio para la exitosa selección absoluta, ganadora de dos Copas América consecutivas.

Sudamericano

Las sensaciones son más positivas de cara al sudamericano que empezará este 17 de enero, ya que la actual selección sub'20 obtuvo en junio del año pasado la medalla de oro en los Juegos Suramericanos de Cochabamba, Bolivia.
En el torneo del país andino, el año pasado, Chile superó en la final a Uruguay por 1-0 con un gol de Diego Valencia, quien no obstante no ha sido convocado por el seleccionador para el Sudamericano en el que se harán las veces de anfitrión.

Más Noticias de esta sección

Publicidad