Junior llego a Medellín y el poderoso lo espera

El jugadores junioristas desepcionados despues de perder la final internacional por penales

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size
Después de una pesadilla llamada penales, junior aterrizo en el aeropuerto de rionegro para descansar y  pensar que la final del domingo no se les puede ir de las manos porque sería una catástrofe mundial

Junior de Barranquilla vio frustrado su sueño de coronarse como campeón de la Copa Sudamericana en Brasil ante Atlético Paranaense. A pesar de que el cuadro ‘Tiburón’ jugó un buen partido, la suerte no estuvo de su lado y la ‘maldición’ de los penales le quitó de las manos la copa que por momentos tenía en sus manos.

Posterior a la derrota de Junior por penales, el técnico uruguayo Julio Avelino Comesaña entregó declaraciones en rueda de prensa, donde se le vio bastante triste por cómo se dio el partido en Curitiba.

La maldición de los penales condena a Junior

Respecto al trámite del partido, Comesaña aseguró: “Esta noche se dio una clase de fútbol, en una plaza tan difícil, ante un muy buen equipo como fue atlético paranaense, en una cancha que no estábamos acostumbrados a jugar”.

Y subrayó: “Lo que ocurrió en el juego fue normal, en los primeros 15 minutos tuvimos dificultades con la cancha. Nos hacen el gol a su estilo y calidad, ganando una pelota en la mitad de la cancha y con dos pases logran efectividad al anotar”.

Cuando se le preguntó por el penal fallado por Jarlan Barera en el alargue, Comesaña dijo: “Debimos haber resuelto el partido antes del penal que falla Jarlan. Morimos en nuestra ley, no conozco ninguna receta que garantice el acierto en los penaltis”.

“No era una discusión con Rafael Pérez, es un jugador noble, nos acaloramos, pero no hay ningún problema, son cosas que no debieron ocurrir, en un momento difícil”, insistió Comesaña respecto a la situación que se presentó con Jarlan tras errar el decisivo penal.

Y resaltó: “Jarlan anímicamente se murió, yo no podía perjudicar al equipo por respaldarlo a él, tenía que pensar en el grupo”.

“Junior está triste y golpeado, pero mañana estará de pie pensando en la final frente a Medellín”, insistió Comesaña, teniendo en cuenta que el próximo domingo tienen la oportunidad ser campeones en el fútbol colombiano y si no lo logra la pesadilla será más grande

Más Noticias de esta sección

Anuncio_Lateral_300x600
Publicidad