Radiografía de la jornada

Deportes - Internacional
Tamaño Letra
  • Font Size

Kroos, “un bárbaro”

Alemania dejó todo para el último minuto, se dio el lujo de navegar en el drama de una inminente eliminación anticipada y con una remontada épica se impuso por 2-1 a Suecia al filo de los 96 minutos.

Los suecos picaron adelante en el minuto 32 con un golazo de Ola Toinoven.

Los alemanes que se salvaron en varias ocasiones, en el segundo tiempo fueron una tromba y a los  tres minutos después de la reanudación Marco Reus dejaba todo igual.

Sin embargo, la noche parecía caer en el minuto 82 con la expulsión de Boateng.

Y en el último minuto del tiempo añadido apareció Toni Kroos, quien convirtió un tiro libre en una obra magnífica y con esto los teutones se mantienen con vida y dejan que la historia de este grupo se defina en la última jornada.

Los “Mariachis” volvieron  a celebrar

México invitó de nuevo a soñar con algo grande en este Mundial al derrotar a Corea del Sur (2-1) en un partido en el que le bastó con un gol de penalti de Carlos Vela y otro de "Chicharito" Hernández para superar a un correoso rival que no se rindió nunca. El gol de los coreanos lo anotó Son Hueng-min en el descuento.

Con esta victoria, los mexicanos ponen un pie en los octavos, mientras su afición ya sueña con superar la maldición del quinto partido, es decir, el cruce de cuartos, logro que alcanzaron en los dos torneos que organizaron en 1970 y 1986.

Bélgica enamora y golea

Con otra goleada y exhibición de juego ofensivo, la selección belga de Roberto Martínez se impuso 5 por 2 a Túnez y se encamina hacia los octavos de final del Mundial, con vitola de, cuando menos, alternativa a las grandes selecciones.

Un penalti ejecutado por Eden Hazard, al que arrolló previamente Syam Ben Youssef (m.6), y otro tanto de tiro cruzado de Lukaku, 10 minutos después, asomaron a los belgas a los octavos de final con todo el encuentro por delante.

Y eso que la respuesta tunecina fue encomiable. Guiada por el atacante del Rennes Wahbi Kazhri, Túnez, lejos de dejarse ir, respondió con un gol de Dylan Bronn, al cabecear una falta (m.18) y llegó a dominar durante casi 20 minutos, pero no tuvo suerte.

Túnez encajó un nuevo gol del "depredador" Lukaku antes del descanso y, al poco de salir del vestuario, repitió Hazard.

Luego Michy Batshuayi, que tuvo hasta tres ocasiones claras para aumentar el marcador, consiguió el premio para redondear una goleada que redujo en el descuento Khazir. Un resultado con el que Bélgica comience a asustar.