“Pescaito”, Al rescate del fútbol menor, para que la historia continúe

Deportes - Local
Tamaño Letra
  • Font Size
POR: ALBERTO CAMILO
BLANCO JIMÉNEZ


El fútbol se bajó de varios barcos ingleses a comienzos del siglo pasado, en el “playón” (área comprendida hoy en los terrenos de la aduana Nacional la Sociedad Portuaria y la antigua estación del ferrocarril). En esa zona comenzó a dar sus primeros pasos, carreras, pases, jugadas y goles, fomentado por los socios de un club denominado “Zamacois”, que más temprano que tarde se transformó en el Club Deportivo Santa Marta, de los adelantados Gustavo Gnecco, Benjamín Arteta, Mario Olaciregui, Benjamín Armenta, Néstor Díaz Granados, Roberto Visbal, Luis Bermúdez y Ángel Núñez, este primigenio Club juega contra los Marinos del “Tortuguero”, sin árbitro y sin reglamento.

Más tarde, Marcelo Heymans (costarricense), miembro de “Zamacois”, quien a su vez laboraba en los Ferrocarriles del Magdalena, recibió desde Londres un ejemplar del reglamento del fútbol y Luis Miguel Cotes, lo traduce, lo interpreta y lo aplica al oficiar como juez de campo. Por ello, es considerado y con toda razón, el Padre de los Árbitros en Colombia. Por esa misma época se crean otras organizaciones deportivas como “El Liceo Celedón”, “La Normal”, “Nariño” y “Sociedad Unión”, clubes que compiten con los marinos del “Tortuguero”, “El Zent”, “Reventazón” y “Coronado”, en el año de 1909

Debido a las inundaciones que se presentaban en época de lluvia en la zona del “Playón”, el balón se fue rodando al sector norte de la Ciudad y detrás de él, varias cuadrillas de braceros del muelle Samario, al lado de distinguidos dirigentes de los incipientes clubes deportivos encuentran la tierra prometida en la antigua hacienda llamada “La Castellana” y allí se detiene el balón y todos sus seguidores en 1910 y luego de adecuar el terreno, habilitan un campo de juego, que llevaría el nombre para siempre de la mencionada hacienda. Allí llegó el balón y con él, el fútbol y se quedó para hacer historia en “Pescaito”. Éstos deportistas y dirigentes pueden considerarse como los precursores sin saberlo, del fútbol en Santa Marta y Colombia, quizás atrapados por la pasión y los consabidos encantos de este novedoso deporte que había causado una enorme sensación en la Ciudad, por aquéllas calendas.

El partido de futbol oficial que se jugó fue el 12 de octubre de 1914 entre El Deportivo Santa Marta y el Santander de Barranquilla, organizado por el Gobernador del Magdalena de esa época Rafael de Armas. De ahí en adelante, el balón seguiría rodando de manera ininterrumpida con grandes equipos como la Sociedad Unión, club Boyacá, San Lorenzo, Independiente, River Plate, Scotland entre otros, algunos de ellos, actuaban en el campeonato organizado por Juan Maiguel de O´suna y Luis López Castañeda, que se constituyó en la promoción de los más grandes jugadores del balompié colombiano. Es pertinente mencionar a los líderes que engrandecieron el balompié de este sector de la Ciudad, como Orlando “Colaco” Calero, Elías Henríquez Pardo, “Caballito” Atencio, Efraín “Pin” Llánez Aponte, Simón Cotes Saban, Nel López Morales, Chela Mejía Cuello, Zulma Granados, Donaldo García, Guillermo Ovidio López, Micael y Beto Cotes, Genaro Fuentes, entre otros. Ellos posicionaron a “Pescaito”, en la cima del fútbol colombiano por aportar jugadores de una extraordinaria condición técnica y física en el rentado Nacional.

Hoy, “Pescaito”, por esa maravillosa historia de fútbol, vive un momento especial, por las canciones de Carlos Vives y su programa social hacía ese sector. Ahora en Telecaribe, se está difundiendo la serie “Pescaito”, que reivindica al barrio por su historia futbolística. Entonces paralelo a ese reconocimiento al sector, por su historia futbolística, es oportuno rescatar el fútbol en las categorías menores para reivindicar a los precursores del balompié y a todos los que contribuyeron a posicionar a “Pescaito”, en la cúspide del fútbol colombiano.

Más Noticias de esta sección

Publicidad