Dos pescaiteras protagonizan la nueva historia del patinaje

Las campeonas celebran en su casa

Deportes - Local
Tamaño Letra
  • Font Size
Luego de una gran actuación en el Mundial de Holanda, las samarias Kerstinck Sarmiento y Andrea Plaza, arribaron a Santa Marta en medio de una gran fiesta, luciendo sus preseas doradas.

Por: Álvaro Quintana
Redacción EL INFORMADOR
Fotos: Edgar Fuentes  y Orlando Marchena

El patinaje en el Magdalena vive su época dorada. En Santa Marta ya se encuentran Kerstinck Sarmiento Anchila y Andrea Plaza Bolaño, ambas cumplieron el objetivo de alcanzar el oro en el Mundial de patinaje celebrado recientemente en Holanda.

La selección Colombia tuvo entre sus filas a dos samarias, con una particularidad, ambas son del sector de Pescaíto; por el lado de Kerstinck, llegó luego de una pequeña reunión con la federación, ya que actuará en los Juegos Centroamericanos del Caribe en Barranquilla (del 19 al 3 de agosto) que arranca en una semana.

La mundialista llegó al Aeropuerto Simón Bolívar a las 2:40 p.m., proveniente de la capital del país, el recibimiento por parte de familiares, amigos y personajes destacados de la ciudad, no fue menor. La siete veces campeona mundial, no tendrá descanso, ya que, su estancia en Santa Marta será corta, pues tendrá que prepararse para las jutas en la arenosa.

Junto a ella estarán, Johana Viveros, Alex Cujavante y Edwin Estrada; con este equipo avalado por el profesor Elías Del Valle, la tricolor buscará el primer lugar. Esta medalla para Kerstinck, tuvo un significado especial, puesto que, fue su primer certamen en la categoría Mayor y el cuarto Mundial en su fructífera carrera.

“Orgullosa de este nueva medalla, es un premio más en mi carrera. Espero seguir por este camino y en esta nueva categoría como lo es la mayor. Pero no podemos celebrar mucho, ya que se nos viene los Juegos Centroamericanos, donde espero llegar con buenas noticias” narró Kerstinck.

“Me siento excelente, estoy pasando por un buen momento y no quiere dejar escapar esta oportunidad que me brinda Dios y la selección, voy a Barranquilla con hambre de victoria” agregó Sarmiento, que acumuló su cuarto Mundial -tres en juveniles y uno en mayor-.

Por el otro lado Andrea Plaza Bolaño, vivió una gran fiesta en su residencia ubicada en la calle 3 con carrera 9, Pescaíto, ahí sus familiares, amigos y deportistas; le ofrecieron una gran fiesta como homenaje por la gran presentación en Holanda, que significó su primera medalla de oro.

Plaza, arribó el martes entrada la noche, una vez terminó la ceremonia por parte de Coldeporte y COC, en homenaje por el noveno título para Colombia. El patín samario manifestó.
“Me siento feliz, por el recibiendo que me hizo mi familia y amigos, ha sido un apoyo muy fundamental en el Patinaje. Jamás llegue a pensar que los 12 años que llevo en este deporte hoy veo los frutos con esta medalla de oro y más que sea un Mundial” sostuvo Andrea.

“Ganar no fue fácil, mis competidoras eran de todas partes del mundo y están bien preparas, yo saqué todo mi potencial y logré el primer lugar” explica la juvenil que se consagró como la mejor en los 100 metros carriles.

Más Noticias de esta sección

Publicidad