Ricardo Márquez: “El Caballo del gol”

Ricardo Márquez, se graduó de goleador en el Ciclón.

Deportes - Local
Tamaño Letra
  • Font Size

Los cinco goles que ha anotado con el Unión Magdalena, en el torneo de la “B”, en tres juegos, no es producto de un suceso fortuito, o de buena suerte en su trasegar deportivo, sino que obedece fundamentalmente a un riguroso proceso formativo que se inició con Edison González Palacio conocido también como “roba pollo”, quien lo vinculó a la escuela “Pibe” Valderrama, luego de verlo en la cancha de los “pericos” del barrio Los Ángeles.


Por: Alberto Camilo Blanco Jiménez

Con esta institución deportiva participó en dos ocasiones en el nacional  Pony Fútbol en Medellín.  En este evento de alto nivel, demuestra sus excelentes condiciones en la definición tras alcanzar un buen registro de goles. De allí,  no solo salió graduado de buen jugador, sino también bautizado con el remoquete de “Caballo”, quizá su fuerza y movilidad en ataque inspiraron a su orientador  para llamarlo así.

En lo sucesivo de su carrera deportiva se incorpora al Torneo Nacional de la categoría Sub 17, con tan solo 15 años y convierte la no despreciable cifra de 17 goles. Al año siguiente sigue en esta categoría y se consolida como un definidor, que le sirve como referencia para ser convocado a una selección Magdalena   por parte del entrenador Waldir Manga y en ese combinado Departamental estuvieron Fabián Cantillo y Ronaldo Lora Ballestas, quienes justamente hoy son sus compañeros en el Unión .

Con esos muy buenos antecedentes como goleador, Cerveleón Cuesta, observa sus condiciones como delantero en las divisiones menores del Club Millonario, pero  “El Caballo” de Santa Marta, no logra trascender en el equipo azul y se regresa. Una vez aquí, Waldir Manga, que conocía su eficacia en el frente de ataque, lo incorpora a las categorías menores del Unión Magdalena y Jhon Garay, Miguel Molina y Jesús Vargas, entrenadores y preparador físico del equipo Samario, fortalecen sus competencias deportivas y lo integran a un programa de alto rendimiento, donde alcanza un sobresaliente desempeño, que le sirve para integrarse al equipo profesional.

El año pasado estuvo en Magangué,  y este año luego del regreso del equipo a Santa Marta, pensó que era la oportunidad para mostrar sus condiciones, pero una lesión le impedía por el momento cualquier deseo de actuar. Gracias a la sabiduría del médico Edgar Sánchez Comas y a sus notables cuidados pudo salir de la incapacidad.  Una vez dado de alta, inicia un trabajo intenso en el entrenamiento en la cancha y su disciplina fuera de ella, le posibilitan alcanzar un buen nivel que le permitieron al entrenador Harold Rivera incluirlo en la nómina titular.

 La verdad es que ha respondido como goleador, así lo demuestran sus registros,  ante Bogotá en dos ocasiones, Cortuluá en una oportunidad y al Pereira en dos oportunidades. Cinco goles en tres partidos, no es fruto de la casualidad, sino del gran proceso formativo que ha recibido “El caballo” del gol. Por ahora celebremos mirando al cielo  pero con los pies sobre la tierra como lo hacen sus padres: Ramón Márquez y Luz Marina González.

Más Noticias de esta sección

Publicidad