“Santa Marta es de los mares, la perla más apreciada, guarda en su Sierra Nevada el eco de sus tambores”

Se habla en Colombia por estos días y, precisamente hoy, del "fin de la guerra". Cualquiera caído del zarzo se imaginaría que Colombia, por fin, termina una "guerra" de más de 50 años, algo inaudito y que ninguna otra nación de estos tiempos podría sostener nunca jamás.

Aunque parece uno de los temas con menos algarabía en el país, en una sociedad donde gana la noticia con más amarillismo y más morbo, el tema del divorcio sigue siendo de gran atención y más cuando se trata de la destrucción en sí de la base de la sociedad, el hogar y la familia.

En los primeros 100 días de gobierno del actual Alcalde de Santa Marta se destaca sin duda el millonario contrato que hizo con una tal empresa digital denominada "Wuepa S.A.S."  y la cual fue creada el 13 de enero de este mismo año, es decir, tres meses antes de la firma del contrato que se hizo bajo la modalidad de contratación directa con el objeto de prestación de servicios profesionales y de apoyo a la gestión.

Sin embargo, a la ex y actual administración distrital no solamente le importa un comino su valor comercial como tampoco su valor espiritual, pues ni le va ni le viene que el exjugador, insignia del fútbol samario, colombiano y sudamericano, esté ahí bien representado para todo el mundo y peor aún, le tiene sin cuidado que la cantidad enorme de turistas que llega semanalmente a tomarse fotos en esa estatua desde el siguiente día que fue erigida allí nunca más lo vuelvan a hacer, al fin y al cabo, ninguno de los dos jugó a fútbol con él y, además, a la Alcaldía no le entra un solo peso por ver a esa estatua de la cual sólo se surten unos "pobres fotógrafos y vendedores de raspaos, mango biche con sal y muchos otros vendedores ambulantes que caen ahí como moscas", cada vez que llegan los turistas a tomarse sus "selfies" con la efigie del astro del balompié colombiano.

RCN siempre arrasa en los Premios Tv y Novelas y Caracol hace lo mismo en los India Catalina: la misma dualidad que se vivía en el pasado con el bipartidismo político de los conservadores y liberales.

Alcides Cotes Jurado, a lo mejor todos los días, cuando salía a trabajar, lo hacía con un pensamiento temeroso: no regresar algún día a casa a ver de nuevo a sus dos amores, una linda bebé de cinco años y su joven y bella esposa.

Ni el tacón promocional del almacén de calzado Bucaramanga se escapó del accionar legal de la grúa al servicio de la entidad encargada de la regulación del tránsito en la ciudad.

El senador Jorge Robledo Castillo cuestionó el proyecto de la Alcaldía de traer agua del río Magdalena hasta Santa Marta y dijo que le tenía puesto el ojo, al mismo tiempo que se hizo la siguiente pregunta: ¿De quién será el negocito?

Publicidad