A comienzos del primer siglo del tercer milenio, el mundo se regocijaba cada vez más de su estilo de vida autosuficiente. Los nacidos e infantes bajo el siglo XXI, se encontraron con un atiborramiento de información considerable en cuestiones de segundos.

Las exigencias propias del ser humano, ante las nuevas necesidades adquiridas, superaron sus medios; las metas y expectativas generadas sucumbieron ante una obsesión hacia la productividad. El verbo producir se convirtió en la acción modelo de los próximos años.

Un nuevo esquema de generación, descrita como: “La generación Y” o “Millennials”, denominada así por su gran facilidad para adaptarse a los cambios tecnológicos y sociales. Se convirtió en el claro ejemplo de dicha situación.

Sobrevivientes del paso del Betamax, al VHS para terminar con un live streaming o una suscripción en Netflix. Esta generación tiene el mundo al alcance de sus manos, viviendo en plena globalización, se convirtieron en esclavos del orbe digital, donde el reclamo está en que tan rápido se puede procesar las novedades presentadas.

Esta generación es educada con una mejor formación académica que la de sus padres, el acceso a una educación de calidad no resulta imposible, debido a políticas de gobierno, recursos propios, ahorros o préstamos bancarios. El resultado final es la generación más preparada de los últimos tiempos.
La obtención de diversos títulos académicos paso de ser un lujo ostentoso que solo algunos privilegiados podían tener a convertirse en un requisito dentro del curriculum vitae. Pregrado, diplomado, magister, doctorado, son algunos de los títulos a cursar por los integrantes de esta generación, en donde la acumulación de ellos los hace posibles candidatos del mercado laboral.

El tiempo invertido en educación, debe ser directamente proporcional a la cantidad de conocimientos, hablar dos o tres idiomas como mínimo, tener aptitudes en diferentes áreas estratégicas, se convirtieron en las cualidades tangibles de los millennials.

Pero ellos enfrentan un desequilibrio, porque a pesar de ser la generación más preparada, son la generación menos remunerada; la alta competitividad a nivel laboral, y el requisito de experiencia a la par de títulos por parte de los empleadores, deja un gran porcentaje en un desbalance, ya que los títulos no garantizan tener la practica necesaria, lo que conlleva que a pesar de una hoja de vida admirable no se logre obtener un puesto de trabajo acorde al status académico, y a la inversión económica realizada para tener dicho nivel.

Cada vez más y más, salen nuevos egresados que, al intentar ingresar al mercado laboral tradicional, se encuentran con sueldos poco dignos, y la realización de tareas muy por debajo de sus aptitudes. Estos egresados fueron educados bajo la premisa de ser el futuro, de crear empresa, de no ser empleados, sino empleadores, de ser los CEO de una organización. La nueva tendencia es el freelance o independiente, más y más empresarios emergentes se enfrentan a la economía mundial, con plataformas digitales que catapultan sus negocios.

Las redes sociales se convirtieron en el modelo comercial más usado, subir fotografías de productos al instante, realizar una pauta publicitaria eligiendo la cantidad de personas a la cual se desea llegar, ubicación geográfica, gustos e incluso edad, cantidades exageradas de seguidores y denominarse un digital influencer o influenciador digital, garantiza una sostenibilidad financiera rentable y muy moderna, si logramos compararla con los trabajos realizados por generaciones anteriores.

El papel generacional de los millennials, genera expectativas, será posible qué esta generación de un giro completamente al sistema laboral que hemos venido usando, ¿qué se puede esperar ante una formación calificada y basada en la digitalización?, ¿los trabajos cada día serán más independientes, y cada quien será su propio jefe?

El mundo se mueve a la par de la velocidad que acompañe las circunstancias del momento; el cambio de costumbres de una década a otra, han hecho parte de la teoría de la evolución, el comportamiento de cada sociedad en sus diferentes expresiones a través de los años, nos da un bosquejo aproximado del futuro.
Se puede adelantar un poco hacia al futuro, entendiendo el presente y reconociendo el pasado, los millennials tienen todas las ventajas que el pasado no ofrecía, las decisiones e ideas generadas por ellos mantienen al mundo expectante, con ilusión de cambios relevantes y de tener el poder en un dedo.

Cuando contemplo tu espalda desnuda,
libre de corsés y ceñidos tapujos,
siento que el alma, con un roce, anuda
mis delirios envueltos en embrujos.

Palpo tu piel al desnudar tu pecho,
entre besos y caricias de almíbar,
descifrando pasiones en mi lecho,
que crecen como lo hace el camíbar.

Ya mis besos tu vientre humedecen,
y al entrar en ti, mi yo se estremece,
y tu locura de amar al fin se retuerce
con mi ser, que a los mares florecen.

Vibras cual alas de la mariposa,
lujuria que brota de mi ser erguido,
pasión que desborda a cualquier diosa,
cuando despierta el ciclón dormido.

Al clarear la noche u opacar la tarde,
solo nosotros dos, no importa la hora,
aquí o allá, y con nuestra piel que arde,
dentro los dos, hasta que muera la aurora.

Cual relámpago que en el aire truena,
los corceles galopan en la playa,
entre sol, nubes y arena morena,
salpicando gotas de agua sin laya.

Prendido del ocaso, voy de hinojos,
surcando olas y amando tu cadera,
moviendo sirenas y peces flojos
por atrapar tu amor, a mi manera.

Millones de estrellas nos acompañan,
luciérnagas firmes en cielo eterno,
temblando besos que a tu boca arañan,
apagando en la arena al cruel invierno.

Mostrando al viento tus senos radiantes,
bañada en miel y en fragantes aromas,
derritiendo mi alma con tus desplantes,
allí estás, erguida entre las espumas.

Con tragos luengos a tu vida ingiero,
jamás a tu cuerpo perderlo quiero,
tampoco al alma que él cobija firme,
en ti quiero habitar, y en ti, dormirme.

Libres las zampoñas como el viento,
silban los aires melódicos del canto,
como las sirenas nacidas del cuento
en el ósculo infinito del encanto.

Los dioses han hecho dos cosas perfectas:
la mujer y la rosa. Solón

Cae la niebla sobre tus hombros,

en la noche tu cabello se pierde,

sólo queda el brillo de tus ojos,

y el frío tenaz al cuerpo muerde.



Estiro mis brazos para abrazarte,

tus desnudos hombros se entregan,

tus senos y pezones sólo se excitan,

tus sedosos labios me dejan besarte.



Nadie se pierde en esta noche furtiva,

mis besos te aman y en los tuyos aúno,

la noche te embriaga y a mí me cautiva,

tu cuerpo y el mío, locamente en uno.



En medio de la nada somos un todo,

en medio de todo no existe la nada,

el uno dentro del otro somos el todo

y perdidos de todo dejamos la nada.

Recreando los bucles del agua marina,

los destellos del sol penetran el suelo,

sus bragas pequeñas mi mente imagina,

al ritmo del baile su piel canela desvelo.



Alegre mi ser a mi dulce estrella espera,

en ardiente noche que cobija al delirio,

sus encantos dormidos la luna pariera,

y encandile los sueños con bello cirio.



Que no se pierda la dicha cual rocío,

mis sueños de amar en tu piel canela,

tu amor por mis venas rompen el frío,

como aquel beso que a mi ser desvela.



Deja posar mi boca sobre tu piel canela,

bebe mis besos como la arena sedienta,

dame tu cuerpo como gaviota que vuela,

al mejor juego de amor que mi ser inventa.

Sueños que el tenaz tiempo no vence,

son mis sueños de amar y de tenerte,

tiempo que rompe la espina sin trance,

sueños que aman y no quieren perderte.



Cada gota de lluvia es un sueño dormido,

cada minuto soñado es un tiempo vivido,

cada sueño en la lluvia es vida alcanzada,

cada tiempo que pasa es una lluvia soñada.



Cada beso que sueño bajo la lluvia fría,

es el beso soñado en los sueños de amar,

cada sueño soñado es un beso de alegría,

alegría entregada en mis sueños de amar.



Te amo como sé en mis sueños de amar,

te sueño como te amo en la noche soñada,

te beso con la pasión de los sueños de amar,

soñarte no quiero, sólo amarte mi amada,

amarte es mi sueño en los sueños de amar.

En estos últimos días el continente americano ha venido sufriendo terribles devastaciones con grandes pérdidas humanas y materiales.

Más Blogs

Publicidad